lunes 22 de enero del 2018

   

Ahora

 

El PRO admite que dio “bastante a los empresarios” y busca disipar la idea de que Macri gobierna para los ricos

 

El Gobierno nacional tiene a cargo un gabinete paralelo denominado “Dirección del Discurso” para cuidar la figura del presidente Mauricio Macri y elegir de qué forma presentar cada tema ante la opinión pública. Tras la caída de imagen del mandatario, la orden de la Casa Rosada es “disipar la idea de que Macri gobierna para los ricos”.

El jefe de Gabinete Marcos Peña salió a mostrar su preocupación, luego que una encuesta mostrara una caída de más de diez puntos en la imagen positiva del Gobierno en los últimos cuarenta días de gestión.

“Buena parte de la sociedad tiene la percepción de que Mauricio gobierna para los ricos. Tenemos que disipar eso”, aseguró el jefe de Gabinete y hombre de confianza de Mauricio Macri, según publicó el diario Clarín este domingo.

Por esto mismo, le pidió a sus funcionarios “no perder cercanía con la gente”, en un intento de contrapesar que en la mayoría de las reuniones los funcionarios escuchan a representantes de los sectores empresariales.

La encuesta de Ibarómetro -difundida la semana pasada- encendió las alertas en Casa Rosada, ya que, además de la fuerte caída de Macri en las encuestas, el tema principal pasó a ser la economía, desplazando a la inseguridad.

“El resultado de la encuesta provocó cierta preocupación aunque no sorpresa en la Casa Rosada: en los primeros dos meses Macri eliminó las retenciones a los granos -rebaja en el caso de la soja- y a la carne, levantó el cepo cambiario con devaluación del peso, flexibilizó las importaciones, impulsó la suba de las tarifas y benefició a las mineras, entre las medidas más importantes ya implementadas, sumado a la intención de contener las paritarias sin poder exhibir acciones efectivas para moderar la inflación”, dice el matutino.

Hasta un ministro de Macri admitió que a los empresarios “les dieron bastante” para desestimar que el Ejecutivo gobierna para los ricos. “Es algo que está instalado, pero no es así. Mauricio en la intimidad es duro con los empresarios y a nosotros nos dice que no nos dejemos apretar. Yo ya les vengo diciendo: ‘a ustedes les dieron bastante, ahora hay otros sectores que faltan’”, dijo a Clarín el funcionario que se reunió hace pocos días con el mandatario.

El gabinete paralelo que se encarga del relato oficial ocupa dos ministerios, dos secretarías, cinco subsecretarías, con decenas de empleados a su cargo, detalló el diario Perfil.

El equipo comunicacional se reúne todos los días a las 8 am, en la oficina de Marcos Peña en Casa Rosada, donde un grupo de diez personas debate abiertamente sobre el tema del día y se discute sobre la forma más conveniente de presentar el tema que el Gobierno, a fuerza de medidas muchas veces algo antipáticas, como los despidos o la suba de tarifas, impuso en la agenda diaria.

“Su objetivo es cuidar la imagen del Gobierno, y su mandamiento específico es preservar a Mauricio Macri, al que mantienen encapsulado en un mundo color de rosa. Un mundo hecho de fotos con Juliana Awada, su hija Antonia, chicos de la Villa 31 o anuncios de políticas blandas, como la Ley de protección de humedales”, describen.

Peña encomendó ahora a su equipo de comunicación “disipar” que gobiernan para los ricos. “Hermanos trabajadores”, mechó Macri en su discurso de Casa de Gobierno para dirigirse a los sindicalistas. La tarea de la “Dirección del Discurso” ya está en marcha.

Sobre Pulse

Llega un nuevo modo de leer las noticias en Internet. Sumate a Diario Pulse.

Suscripción

Newsletter