jueves 23 de noviembre del 2017

   

Ahora

 

El sector vitivinícola salió a responderle a Marcos Peña

 

La Cámara de Comercio Industria Agricultura y Turismo de Tunuyán, la Cámara de Comercio, Industria, Ganadería y Agricultura de Alvear y Bodegas de Argentinas salieron al cruce a la propuesta del gobierno nacional de implementar un nuevo tributo a los vinos y espumantes armando que, en caso de su implementación, dañaría a las economías regionales.

El jefe de Gabinete, Marcos Peña, insistió en que la reforma “mejora la situación de todas las economías regionales” y sostuvo que se defenderá al sector vitivinícola, que produce “uno de nuestros orgullos nacionales”

“Desde la posición de nuestra cámara, el fundamento que pretende aplicarse para gravar el producto es equivocado y proviene de una interpretación sesgada de estudios de la Organización Mundial de la Salud (OMS)”, dijeron anoche en un comunicado desde la Cámara de Comercio Industria Agricultura y Turismo de Tunuyán.

“Esta Cámara rechaza la categorización del vino como un producto perjudicial para la salud y la aplicabilidad del gravamen impuesto interno a la industria vitivinícola”.

Según datos del ministro de Economía de Mendoza, Martín Kerchner, la vitivinicultura produce
105.000 empleos directos más 280.000 indirectos y su producción abarca 230.000 hectáreas, la
mayor parte en Mendoza.

Sobre Pulse

Llega un nuevo modo de leer las noticias en Internet. Sumate a Diario Pulse.

Suscripción

Newsletter