martes 28 de febrero del 2017

   

Ahora

El testigo contra Milagro Sala que trabaja para Gerardo Morales recibió 1 millón de pesos

 

El testigo utilizado contra Milagro Sala, empleado directo del gobernador Gerardo Morales, recibió durante el juicio a la dirigente de la Tupac Amaru 1 millón de pesos de origen desconocido y apuntan al mandatario provincial.

“El Cochinillo René Arellano, utilizado por el contador Gerardo Morales para condenar a Milagro Sala por el lanzamiento de huevos durante un acto en el que la líder de la Organización Barrial Túpac Amaru no participó, recibió en los meses previos al juicio al menos un millón de pesos”, denunció en Página 12 el periodista Horacio Verbitsky.

El periodista agrega: “De ellos, 822.000 pesos de origen desconocido y el resto en los sueldos que los gobiernos de la provincia de Jujuy y el municipio de San Salvador le pagaron al menos a él, a uno de sus hijos, Freddy Santiago Arellano, y a las parejas de ambos, Cristina Noemí Chauque y Soledad Seña”.

El diario confirma que Arellano no tiene empresas ni bienes a su nombre, de modo que los fondos se gestionan a través de sus hijos y cooperativas fantasma, que no tiene empleados ni obras.

“La gobernación provincial debió admitir que Arellano trabaja en la Unidad Coordinadora y Ejecutora de Planes y Programas Interministeriales del gobierno de Morales, cosa que ocultó durante el juicio. El sesgado Tribunal Oral Federal que condenó a Milagro Sala a tres años de cárcel sobre la única base de la palabra de Cochinillo, se negó a remitir las actuaciones a otro tribunal para que los investigara por falso testimonio”, revela.

Verbitsky desnuda la maniobra completa: “Según el blog El Disenso, de los periodistas Mariana Escalada y Agustín Ronconi, Arellano informó en su muro de Facebook que desde 2014 trabaja a sueldo de la intendencia radical de San Salvador. Ante una consulta para esta nota, los Disidentes Escalada y Ronconi profundizaron la investigación y descubrieron que también el hijo Freddy Santiago Arellano, de 26 años, (CUIL: 20349126002, DNI: 34.912.600) trabaja de forma permanente en la Contaduría de la Provincia. Morales creó el 8 de marzo del año pasado la dependencia donde opera el Cochinillo, como parte de su tarea de desmembramiento de la Túpac Amaru. El decreto 804-G-2016 especifica que su función es ´el registro e inscripción para la constitución de cooperativas y otras organizaciones sociales´”.

“Su hijo Freddy Santiago Arellano es titular de una de esas cooperativas junto con Ivana Ruth Soledad Seña (quien se identifica como Solsito Sena, con hirientes, en su muro de Facebook, donde reproduce los videos de propaganda de Morales y los avisos de su gobierno). La Cooperativa Newen Limitada (CUIT: 30714310956, Código 410011: Construcción, Reforma y Reparación de Edificios Residenciales) está registrada en el Instituto de Vivienda y Urbanismo de Jujuy, cuyo presidente es Walter Morales, hermano del gobernador”, continúa el artículo.

La particularidad de esa cooperativa es que no declara empleados ni tuvo movimiento alguno desde su constitución en 2012. Pero al acercarse la fecha del juicio oral entró en erupción: según su balance declarado ante la AFIP, en abril de 2016 registró el ingreso de 37.000 pesos, en agosto de 507.000 y en octubre de 278.000, en total 822.000 pesos. El 20 de septiembre, Seña y Freddy Arellano habían firmado el cheque sin fondos 55948393, por 40.000 pesos”, subraya.

“En octubre, también Solsito (CUIT 27337649977) comenzó a cobrar un sueldo por un empleo permanente en la contaduría de la gobernación. Ante la presión de los organismos internacionales que reclaman por la detención arbitraria de la líder indígena Morales apuró el primer juicio”.

En plena embestida contra Milagro Sala, Verbitsky repasa que el gobernador Morales pudo hablar del tema con el jefe de gabinete de Ministros Marcos Peña Braun, durante las dos audiencias que mantuvieron, el 10 de agosto y el 28 de septiembre de 2016 (según el registro oficial los temas fueron política nacional y proyectos para Jujuy).

El gobernador de Cambiemos se jacta de contar con el respaldo de Macri al descalificar las resoluciones del Grupo de Trabajo de Naciones Unidas sobre Detención Arbitraria y de la Comisión Interamericana de Derechos humanos, que reclaman la libertad inmediata de Sala.