miércoles 13 de diciembre del 2017

   

Ahora

 

El vergonzoso rol del ministro Aguad en el caso ARA San Juan

 

El ministro de Defensa, Oscar Aguad, sigue en silencio como lo hizo desde el primer día de la desaparición del submarino ARA San Juan.

Su única aparición fue en la red social Twitter, desde donde lanzó una información que resultó falsa.

Esta mañana la Armada confirmó que hubo “una explosión” sin poder dar mayores detalles. Antes los hechos, Aguad todavía no apareció para dar explicaciones sobre el tema.

A ocho días de la desaparición, el responsable de Defensa se limitó a publicar tres tuits.

“Recibimos siete señales de llamadas satelitales que provendrían del submarino San Juan. Estamos trabajando arduamente para localizarlo y transmitimos la esperanza alas familias de los 44 tripulantes: que en breve puedan tenerlos en sus hogares”, afirmó el ministro el pasado 18 de noviembre.

La propia Armada salió a desmentir los datos.

La reacción del Ejecutivo tuvo otro punto máximo el martes 20: el presidente Maurico Macri jugó al tenis durante su estadia en Chapadmalal antes de reunirse con los familiares. Allí fue blanco de reproches.

Según señalan fuentes de la UCR a Página12, parte de la explicación de lo ocurrido está en la decisión de colocar frente de Defensa a Aguad, un hombre que, según señalan, “no sabe nada de defensa y su equipo, tampoco”.

“Aguad está ahí por un favor político que le hace Macri. No entiende nada de Defensa. Y su equipo tampoco”, indicó al matutino un dirigente que conoce bien el ministerio”.

El vocero de la Armada, Enrique Balbi, informó que a las 10.30 horas del mismo miércoles en el que desapareció el submarino se produjo una “anomalía hidroacústica; hubo un evento violento consistente con una explosión”.

Ante la última novedad del caso, los familiares de los tripulantes abandonaron el edificio de la Armada en medio de llantos.

“¡Mataron a mi hermano!”, fue el primer grito desgarrador de un familiar desde el interior de su auto, cuando abandonaba la base.

El testimonio de otro familiar confirmó el peor final. “Nos dijeron que explotó. Nos dijeron que están muertos. La explosión fue a 200 metros de profundidad hace una semana. Explotó”, contó Luis Tagliapietra, papá de Damián, en diálogo con Radio La Red.

Itatí Leguizamón, esposa del radarista santafesino Germán Oscar Suárez, aseguró que son “unos desgraciados perversos que nos tuvieron acá una semana”.

La mujer del tripulante contó que al momento de recibir el último parte de la Armada que habla de una explosión, los familiares “rompieron todo”.

“Están rompiendo todo. Hay mucha bronca con los jefes. Si te están mintiendo, ¿cómo vas a reaccionar?”, señaló Leguizamón.

Por su parte, Jésica Gopar, esposa del tripulante Fernando Santilli, dijo desesperada: “No nos quedó santo por rezar. No volvieron y no van a volver más”.

Aseguró que desde la Armada hablaron de una explosión y les dijeron que “lleven flores al mar”.

Sobre Pulse

Llega un nuevo modo de leer las noticias en Internet. Sumate a Diario Pulse.

Suscripción

Newsletter