domingo 24 de septiembre del 2017

   

Ahora

#Elecciones2015 ¿Qué diputados terminan sus mandatos y cuánto arriesgan los partidos?

 

A menos de cinco meses de las PASO y a siete de la elección de la mitad de este ámbito legislativo, las principales autoridades de la cámara de Diputados, de los bloques y comisiones que terminan su mandato comienzan a definir su futuro político de cara a esa elección clave.

El Frente para la Victoria es el que mayor esfuerzo deberá hacer en estos comicios, ya que el 54 por ciento de los votos obtenidos por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner en la elección presidencial de 2011 le permitieron obtener una mayoría contundente en el Congreso, y por eso ahora pone en juego 77 de las 119 bancas que ostenta.

En cambio, el radicalismo realizó su peor elección en aquel año, por lo cual de sus 35 bancas solo debe renovar 12.

En tanto, el PRO pone en juego solo cinco de las 18 que posee, y el massismo, surgido en 2013 como una unión entre peronistas opositores y ex oficialistas, solo tiene que renovar seis de sus 23 miembros actuales.

En las elecciones de octubre se renuevan 130 bancas de las cuales 35 corresponden a la provincia de Buenos Aires; 12 a la Ciudad de Buenos Aires; 10 a Santa Fe; 9 a Córdoba; 5 a Mendoza y Tucumán; y cuatro a Santiago del Estero, Salta, Misiones, Corrientes y Entre Ríos.

Las provincias que renuevan tres bancas son Tierra del Fuego, Chubut, Chaco, Río Negro, La Rioja, Formosa y Jujuy, mientras que Catamarca, La Pampa, Neuquén, San Juan, San Luis y Santa Cruz, ponen dos escaños en juego.

El presidente de la Cámara de Diputados, Julián Domínguez, anticipó que aspira a postularse como candidato a presidente por el Frente para la Victoria, lugar por el que compite con los gobernadores Daniel Scioli y Sergio Urribarri, y los ministros Florencio Randazzo, Aníbal Fernández y Agustín Rossi. En cualquier caso, no buscará postularse para la renovación de la banca, según anticiparon voceros cercanos al titular del cuerpo.

En cambio, el radical Mario Negri; como su par bonaerense y mano derecha de Ricardo Alfonsín, Miguel Bazze; así como el jujeño Miguel Giubergia, aspiran a quedarse en el Congreso después de diciembre, aunque deberán obtener acuerdos partidarios, porque en el radicalismo rige una cláusula interna que obliga a contar con el 66 por ciento de los votos en la UCR para acceder a la reelección.

En el PRO, Federico Pinedo -quien en la interna del macrismo porteño es jefe de campaña de la candidatura de Gabriela Michetti- tendría asegurada su reelección si busca permanecer en Diputados, aunque el candidato a encabezar la lista dependerá del resultado de la interna entre la senadora y Horacio Rodríguez Larreta, ya que otra de las legisladoras que termina su mandato y quiere proseguir es Patricia Bullrich, aliada del jefe de gabinete macrista.

Además de Domínguez, en el FPV concluyen también su mandato el porteño Roberto Feletti, la bonaerense Graciela Gianetassio, la joven mendocina Anabel Fernández Sagasti, el formoseño Luis Basterra,y Mario Oporto, quienes presiden las estratégicas comisiones de Presupuesto, Justicia, Legislación General, Agricultura, y Comunicaciones e Informática.

Además finaliza su mandato la primera camada de jóvenes legisladores surgidos de organizaciones políticas como La Cámpora y el Movimiento Evita, que ingresaron tras la reelección de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, cuando decidió promover en las listas a noveles militantes y dirigentes.

Se trata del secretario general de La Cámpora, Andrés Larroque; del nieto recuperado Horacio Pietragalla, y de María Luz Alonso, Mayra Mendoza, Marcos Cleri, Gastón Harispe y Leonardo Grosso del Movimiento Evita, aunque se estima que varios de esos dirigentes podrían volver a integrar la nómina del FpV para la Cámara de Diputados, según estimaron fuentes del oficialismo.

También terminan su mandato los jefes del bloque del FAP, Juan Carlos Zabalza; de Unidad Popular, Claudio Lozano; de Compromiso Federal, Lino Aguilar; del Movimiento Popular Neuquino, Alicia Comelli; la principal operadora del massismo, Graciela Camaño; el apoderado del Partido Justicialista, Jorge Landau; y el sindicalista Facundo Moyano.