miércoles 19 de junio del 2019

   

Ahora

En 2018 se destruyeron 191.000 empleos registrados

 

Foto: El Ciudadano

El 2018 cerró con una cifra lamentable: en todo el año se perdieron 191.300 trabajos en blanco. Se trata de uno de los peores registros desde la crisis del 2001.

La mala noticia fue confirmada por la Secretaría de Trabajo, que además del retroceso del empleo informó que en el mismo período se dio un retroceso salarial del 9,3%.

Pero a los más de 191 mil puestos de trabajos registrados perdidos hay que sumarle los del mercado informal. Según estimaciones de especialistas, por cada empleo en blanco que se cae, hay otros dos no registrados que se destruyen, por lo que se podría calcular que en el 2018 hubo unos 600.000 puestos de trabajo menos.

La cantidad de asalariados privados se redujo en 130.800 vacantes y se encuentra por debajo del nivel registrado en 2014. Las caídas más importantes del año se dieron en industria, comercio y construcción -las ramas con mayor participación en el empleo total-, que perdieron 61.000, 36.300 y 13.600 puestos, respectivamente.

Todas las provincias sufrieron el aumento del desempleo, con excepción de Jujuy y Neuquén, que tuvieron un avance del 2,4% y el 6,2%, que se relaciona al buen momento de la minería y Vaca Muerta.

Por otra parete, la pérdida del poder adquisitivo del promedio de los salarios privados formales alcanzó el 9,3% para todo el año.

 

Sobre Pulse

Llega un nuevo modo de leer las noticias en Internet. Sumate a Diario Pulse.

Suscripción

Newsletter