sábado 25 de noviembre del 2017

   

Ahora

 

En EE.UU. y Finlandia son furor las cunas similares al Plan Qunita que eliminó y demonizó el gobierno de Macri

 

EL QUNITA SALVA VIDAS. Dolores Peterson junto a su hija Ariabella, de tres meses en una de las cunas de cartón versión estadounidense. (Foto Matt Rourke/AP publicada en el The Washington Post)

En Estados Unidos una empresa copió el modelo de cunas de cartón para recién nacidos de Finlandia, donde también fueron un éxito. De esta manera pusieron en marcha un plan social para financiarlas de manera gratuita, un programa similar al plan Qunita distribuido por el kirchnerismo y eliminado por el gobierno de Mauricio Macri.

El diario The Washington Post se hizo eco del fenómeno de estas cunas y destacó que “en Finlandia todas las familias reciben las cajas para bebés. La tasa de mortalidad infantil disminuyó de 65 muertes por cada 1.000 niños nacidos en 1938 a un estimado de 2,5 muertes por cada 1.000 nacimientos en 2016”.

Es por ello que el país norteamericano ya impulsa el programa a nivel local a través de las universidades. Un informe de la tv de ese país ya habla del éxito de las cunas de cartón, en el que muestran todas las ventajas que presentan. Además, las mismas pueden venir con un paquete que incluye otros elementos necesarios para el cuidado de los infantes, similar al que traía el programa Qunita, que fue desmantelado por el Gobierno.

En la Argentina, el juez Claudio Bonadio llegó a ordenar la destrucción de las cunas porque, supuestamente, resultaban “riesgosos para la salud”.

Washington Post qunita

Luego cambió de opinión ante la presión de médicos, pediatras, referentes sociales, diputados nacionales y organizaciones como Unicef, y derivó en el Ministerio de Salud la facultad de disponer qué hacer con los elementos del kit, inutilizados desde abril del año pasado.

El Gobierno paga un millón de pesos todos los meses a un depósito perteneciente a la empresa OCA por no entregar de los kits del Plan Quinta, en el marco de denuncias por falta de insumos, medicamentos y subejecución presupuestaria del macrismo en la cartera que dirige Jorge Lemus.

La cifra fue confirmada a Diario Pulse por el ex ministro de Salud, Daniel Gollán. De esta manera, el gasto del almacenamiento asciende a 12 millones de pesos anuales mientras los kits juntan polvo en el depósito y no llegan a potenciales beneficiarios.

“El ministro Lemus está pagando por mes un millón de pesos de almacenamiento. Estamos pagando todos los argentinos para guardar las cunas que necesita la gente”, indicó el ex funcionario. “Con el programa Qunita logramos en un año bajar 700 muertes de niños. Bajó 0,9 la mortalidad infantil. Fue el mayor descenso interanual de todos los años. Esto al periodismo hegemónico no le interesa”, subrayó.

El kit lanzado por la ex presidenta Cristina Kirchner en 2015 y dado de baja por la administración de Mauricio Macri contiene una cuna de madera con colchón y acolchado, juego de sábanas y toallas, “enteritos” de manga larga y corta, bolsa y cambiador, chupete, mordillo, extractor de leche materna y un termómetro digital, un tarjetón de identidad y un diario para que la mamá registre el historial de su hijo, entre otros elementos.

Sobre Pulse

Llega un nuevo modo de leer las noticias en Internet. Sumate a Diario Pulse.

Suscripción

Newsletter