sábado 19 de agosto del 2017

   

Ahora

Evo y Correa respaldaron a Cristina y denuncian “un golpe judicial”

 

El presidente boliviano Evo Morales respaldó a Cristina Kirchner y denunció a “la derecha” de este país de intentar dar “un golpe judicial para acabar con el proceso del pueblo argentino imputando a la compañera Cristina”.

“La derecha argentina qué está haciendo ahora: movilizada para que la Presidenta pueda renunciar”, fustigó Morales respecto a la marcha convocada para mañana por parte del Poder Judicial y apoyada por políticos de la oposición.

En un programa de radio que condujo en la localidad cocalera de Lauca Ñ, en el central Chapare boliviano, Morales expresó que “tras el ataque económico a Argentina, en base de los denominados fondos buitre, ahora se ha urdido un golpe judicial contra Fernández”.

El mandatario boliviano denunció la embestida política judicial al gobierno nacional, según publica la Agencia Boliviana de Información (ABI) al tiempo que afirmó: “Nuestro respeto, nuestra admiración, nuestra solidaridad a la compañera Cristina y la Argentina”.

“Argentina no está sola, vamos a defendernos (como región) de esta clase de agresiones del exterior porque eso ha pasado con Paraguay. Al presidente Fernando Lugo le dieron un golpe congresal para acabar con su gestión”.

En la misma línea, el presidente de Ecuador, Rafael Correa, advirtió días atrás que sufre “un nuevo intento de desestabilización por instancias jurídicas”.

“Todo nuestro apoyo, nuestro corazón con Cristina, que enfrenta un nuevo intento de desestabilización. Toda nuestra confianza en Cristina Fernández de Kirchner”, dijo al tiempo que consideró la medida adoptada por el fiscal Gerardo Pollicita como “un nuevo capítulo de la restauración conservadora a la tentativa de atentar contra la democracia en Argentina”.

“La restauración conservadora utiliza ahora hasta las instancias jurídicas para tratar de desestabilizar a los gobiernos progresistas de nuestra América”, y dijo, contundente: “esto me huele a la restauración conservadora; ya no hay golpes militares, ya no hay golpes legislativos, ahora hay golpes judiciales“.

El mandatario ecuatoriano dijo que la presidenta brasileña Dilma Roussef también es víctima de esas fuerzas con el caso Petrobras y que por esa razón “América Latina nunca volverá a ser lo que fue antes”.

“América Latina será unida, progresista, de izquierda, con justicia social, con soberanía, con dignidad como perfectamente lo representa esa querida compañera Cristina Fernández de Kirchner”, enfatizó, según reprodujo la agencia oficial Andes.