martes 19 de septiembre del 2017

   

Ahora

El ex asesor de Obama reconoció que EE.UU. pidió ayuda a la Argentina por Irán y no explicó porqué evitó solicitarlo por escrito

Gary Samore, el ex asesor del presidente Barack Obama en materia nuclear que fue mencionado por Cristina Kirchner en su mensaje ante la Asamblea General de la ONU, reconoció que Estados Unidos solicitó ayuda a la Argentina en la negociación con Irán por un acuerdo nuclear.

La Presidenta señaló que Samore fue el encargado de hacer el contacto con el canciller Héctor Timerman para acercar la oferta, pero luego “desapareció” cuando se la pidieron por escrito.

Según narró Samore, “se me explicó que Argentina no podía ser parte del acuerdo nuclear justamente porque no se había llegado a su término la causa por la AMIA”. Y agregó en diálogo con el diario Clarín que “lo único que me dijo Timerman es que Irán no estaba cooperando con la pesquisa. En ausencia de cooperación, Argentina no podía proceder con la propuesta de ser parte del acuerdo nuclear”.

En rigor, el canciller argentino jamás pudo rechazar colaborar con Estados Unidos por el acuerdo nuclear sin antes consultar con la presidenta Cristina Kirchner. Fue la mandataria quien le dio la orden a Timerman de solicitarle que el pedido de colaboración sea por escrito.

“Le dije al canciller que si la petición se hacía por escrito íbamos a colaborar. Porque el objetivo de la no proliferación nuclear era importante. Creo que fue la última vez que nuestro canciller vio a Gary Samore”, aseguró la Presidenta en la ONU.

Gary Samore Obama
En la entrevista con Clarín, Samore desarrolla en qué consistía el pedido de ayuda que solicitó a la Argentina, versión que coincide con lo revelado por la Jefa de Estado en la Asamblea de Naciones Unidas. Sin embargo, no explica porqué Washington no accedió a poner por escrito dicha solicitud.Simplemente se limita a sostener que “interpretó” que el Gobierno argentino rechazó colaborar.

De la conversación con el ex enviado de la Casa Blanca decanta además que Obama negoció con Irán bajo el gobierno de Mahmud Ahmadinejad al mismo tiempo que la comunidad internacional condenaba un acercamiento con el país persa.

Cristina criticó “el doble estándar y la hipocresía diplomática” ante la Asamblea General de la ONU, su última participación como Presidenta.