viernes 19 de octubre del 2018

   

Ahora

Fábricas que no producen: suspensiones en GM, Electrolux y Helvética

 

Las firmas General Motors, Electrolux y Helvética dieron de baja turnos completos o cierran momentáneamente sus puertas y golpe fuerte en todo el cordón industrial de Santa Fe. Más de 3.000 trabajadores fueron suspendidos y sus salarios reducidos.

En General Motors las suspensiones se iniciaron este martes, cuando la firma resolvió dar de baja un turno completo de producción. Según la empresa, la medida se mantendrá hasta enero. Los trabajadores tendrán un recorte del 30 por ciento en sus ingresos. “Lo que luchamos es para que la gente se quede en el sistema de trabajo. Y con este acuerdo logramos que no se despida a nadie”, explicó Marcelo Barros, dirigente de Smata, en declaraciones recogidas por Rosario 12.
Según el gremio, las suspensiones van de 7 a 10 días por mes a cada uno de los operarios.

“Todos los que intervienen en la fabricación del Chevrolet Cruze, el auto que sale de la línea de producción, saben que las ventas al mercado interno cayeron, que la exportación prevista a Brasil se redujo, que la empresa tiene acumulado stock de más de 20 mil vehículos que no puede colocar”, apuntó Barros.

Y continuó: “En ese marco de incertidumbre, la tranquilidad que les dio el gremio es que de acá al 31 de enero que viene no habrá ningún despido, aunque de los dos turnos de trabajo que tienen actualmente pasarán a tener uno. La mala es que las suspensiones no solamente afectarán a General Motors sino también a las empresas satélites que trabajan, adentro o afuera, para la firma: En total vamos a tener 2.200 suspensiones”, adelantó Barros.

En tanto la fábrica de heladeras Electrolux (ex Gafa) decidió licenciar a todo su personal durante octubre, en el actual marco de recesión económica y marcado descenso del consumo. La situación de los casi mil empleados que cumplen tareas en la planta ubicada en Battle y Ordóñez al 3400, preocupa al gremio metalúrgico.

“El problema es que no hay un respiro a la vista, ni a corto ni a mediano plazo. Esto no es ninguna solución, sólo ganar algo de oxígeno y ver qué pasa después. Pero entonces ¿qué hará la empresa en enero y febrero?”, dijo el abogado de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) de Rosario, Marcelo Cerra entrevistado por Ariel Bulsicco, en FM Sí (98.9).

Cabe recordar además, que Electrolux despidió el año pasado a 80 trabajadores.

“Nosotros hacemos cargo a los empresarios, que son la patronal, pero tampoco podemos taparnos los ojos y desconocer la realidad. Esto no es crisis de una sola empresa, es una crisis de actividad: carroceras, línea blanca, fundiciones, todas atraviesan un momento desolador”, añadió el abogado de la UOM.

Por su parte, la fábrica de acoplados Helvética de Cañada de Gómez estableció la suspensión de sus 90 trabajadores y el pago de la mitad del salario hasta fin de año “para aguantar la caída de ventas, que llegó al 90 por ciento”, indicaron desde la empresa.

Según la UOM local mientras el ritmo de producción durante 2017 todavía estaba entre 50 y 60 unidades al mes, el mes pasado sólo se fabricaron 5 acoplados. “La caída de ventas es insostenible, y así están todas las industrias. En el caso de Helvética, hubo diálogo con la UOM y llegaron a este acuerdo para no dejar sin trabajo a nadie ante la necesidad de hacer una reducción salarial hasta fin de año para ver cómo se va moviendo la economía”, expresó Marcelo Cogno, secretario de Producción municipal de esa ciudad, en declaraciones al diario digital Rosario Plus.

 

Sobre Pulse

Llega un nuevo modo de leer las noticias en Internet. Sumate a Diario Pulse.

Suscripción

Newsletter