sábado 25 de noviembre del 2017

   

Ahora

 

Felipe Solá dijo que Massa repite “el libreto que los asesores te dicen que tenés que decir”

 

El ex gobernador bonaerense Felipe Solá definió la situación del Frente Renovador como “crítica” y “muy complicada”, fustigó a Francisco De Narváez y lamentó que Sergio Massa repita los libretos que le acercan sus asesores.

“Yo fui precandidato a gobernador. Al principio éramos dos, después fuimos seis. Me di cuenta de que no tenía plata y había un candidato que marcaba más y tenía plata y era De Narváez. Ahora se piantó De Narváez y es lo único que sé. Hay una ola ahora que dice eso, pero es una ola menor, porque no estamos en la cresta de la ola nosotros, pero no he tenido ninguna conversación con Sergio en los últimos días”, precisó en un reportaje a La Nación.

“Es una decisión que tendría que hablar con él y no sé si se va a dar porque estamos en horas difíciles. Faltan diez días para el cierre de las candidaturas y el Frente Renovador vive una situación bastante compleja y crítica”, remarcó.

El día que bajó su candidatura. “Sentí que no tenía apoyo de Sergio. No pasa por las relaciones personales, no es un club de amigos. Él necesitaba un candidato a gobernador que midiera bien y tuviera plata: ese no era yo. Haciendo retrospectiva, podría haber dicho: necesito alguien de mi íntima confianza. Las cosas fueron como fueron y pasó lo que pasó”.

Duras críticas a De Narváez. “De Narváez huyó, vio la puerta abierta y se escapó. Él nunca dejó de ser amigo de Scioli, nunca dejó de tener en el sciolismo a sus hombres clave que han seguido estando todo el tiempo. No podía ser candidato de Scioli por su posición antikirchnerismo furioso. Vino y trajo la promesa de la plata, una actitud de trabajo muy fuerte y su estilo que no hace amigos. Todo vino con él, pero como vino se fue. Era como terciarizar la gobernación. Se podía esperar de De Narváez trabajo y financiamiento. No se podía esperar lealtad y pasó lo que pasó. El conflicto interno que generó fue fuerte”.

Una débil construcción. “La forma de gobierno de Massa ha sido bastante inorgánica y radial, de relación uno a uno”, explicó Solá. “Creo que ha habido algunas elecciones equivocadas y a lo mejor algo que habrá analizar será por qué no se afianzó la candidatura de Sergio. Creo que un gran problema es intentar ser presidente de una nación muy grande sin tener una orgánica, es decir, sin tener un partido, sin tener en cada lugar a alguien que te recibe. Massa tuvo que ser candidato y al mismo tiempo construir la alianza, y las cosas no salieron como se pensaba”, analizó.

Massa, candidato guionado. “En lo bueno de alguien también está lo malo: le imprimió tanta velocidad que en un momento dado empezó a decir un libreto muy marcado. El libreto es lo que te dicen los asesores que tenés que decir, lo que sale de las consultas que hacés con la gente en los focus groups. Creo que en un momento dado lo guionaron mucho y perdió confianza en su propio discurso. No mucho, pero la gente ve los cambios”.

Sus competidores. “Hay otra explicación política, y es que hay un claro acuerdo entre Scioli y Macri. Se parecen bastante en que ambos son moderados. Como ha dicho Macri, son viejos amigos y tienen diálogo. Creo que los dos han dicho `Vamos a voltearlo`”, concluyó.

Sobre Pulse

Llega un nuevo modo de leer las noticias en Internet. Sumate a Diario Pulse.

Suscripción

Newsletter