sábado 21 de octubre del 2017

   

Ahora

Gobierno extenuado: “Estamos todos cansados”, dijo el secretario general de la Presidencia

 

El secretario general de la Presidencia, Fernando De Andreis, se refirió a la tapa de la revista Noticias en donde muestra a Mauricio Macri “extenuado”, “cansado” y “fastidioso”, a 7 meses de asumir en Casa Rosada. El funcionario defendió al Presidente y aseguró que “estamos todos cansados”.

“Estamos todos cansados, ha sido el año pasado y este año demoledor”, señaló en Radio Belgrano tras repasar la gira que el mandatario realizó por Europa. “Él tiene reuniones todos los días y le pone un ritmo muy intenso”, manifestó.

Subrayó que “hay un cansancio acumulado y se está tratando de regular la agenda (presidencial)”.

“Un poco mi responsabilidad en el gabinete es cuidarlo a él como persona”, agregó sobre su función. “Pero vos imaginate la presión que puede tener una persona que le toca conducir los destinos país en las condiciones que lo agarramos nosotros”.

En este sentido, De Andreis echó mano nuevamente al argumento de la “pesada herencia” para justificar el “cansancio” presidencial.

“La catástrofe energética que heredamos, lo mismo con lo económico financiero duro, el área de transporte, agroindustria son temas ha seguir”, señaló el funcionario macrista.

En este punto, descartó cambios en los ministerios para “aliviar” la responsabilidad presidencial. “El diseño que tiene de gabinete para nosotros es de lo mejor que ha tenido la argentina en años y el Presidente lo dice cada vez que puede. Macri cree que es el equipo que más rápido se puso a tiro”.

fernando-de-andreis

Finalmente, reiteró el apoyo total a Aranguren tras el multitudinario “ruidazo” contra el tarifazo. “Lo dice el Presidente. Juan José (Aranguren) es un lujo como ministro de Energía. La Argentina nunca tuvo uno de su capacidad. Le ha tocado lidiar con la más fea, que es el cuadro tarifario”.

Macri fue blanco de críticas tras aducir “cansancio” desde su cuenta de Twitter para no ir a los festejos del Bicentenario y se vio obligado a dar marcha atrás tras una lluvia de reproches.