martes 28 de febrero del 2017

   

Ahora

Gestión PRO en Aerolíneas Argentinas: eliminan comida en vuelos de cabotaje y subastan asientos al mejor postor

 

Un día después de que el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, inaugurara la compra de un nuevo avión de la empresa privada chilena LATAM, el macrismo anunció una serie de ajustes para los vuelos de Aerolíneas Argentinas en 2017 que incluye dejar de brindar comida en los vuelos de cabotaje y remate de asientos.

La conducción de Isela Costantini adelantó que eliminarán los servicios de comida a bordo y que no habrá vianda de ningún tipo para vuelos de cabotaje de menos de dos horas.

La “cajita feliz”, tal y como se la conoce pasara a la historia dentro del servicio doméstico. “Será a partir de enero cuando venzan los contratos que tenemos con las empresas proveedoras”, aseguró Diego García, director Comercial de Aerolíneas Argentinas.

Otro cambio importante de la línea de bandera es que no pagará más comisiones a las agencias de turismo por emitir pasajes. “Son cambios para lograr mayor productividad en la operación, en un mercado que va a ser distinto. Algunas modificaciones se van a empezar a ver a principios de año, otras, en el curso de los primeros meses”, agregó García.

La cámara que agrupa a las agencias de viajes y turismo expresó su “rechazo absoluto” a esta medida que afecta fuertemente al sector turístico.

“Dada la gravedad de la decisión, arbitraria y unilateral, con clara orientación hacia la concentración del mercado y destrucción de empresas y empleo Pyme, la FAEVyT se encuentra estudiando las medidas necesarias a tomar para detener esta iniciativa que estrangula un sector en el que trabajan más de 25.000 empleados que brindan servicios de venta y de asesoramiento, pre y post viajes, y venta de servicios turísticos con esa compañía aérea”, denunciaron las agencias en un comunicado.

Para el director Comercial de Aerolíneas, “muchas de estas medidas surgen de un exhaustivo análisis comparativo con las líneas aéreas líderes de la región y del mundo que el Grupo Aerolíneas viene realizando en los últimos meses acerca de mejores prácticas, tendencias de negocios, medidas de reducción de costos y preferencias de los pasajeros”.

La gestión de Cambiemos implementará además un remate de asientos 48 horas antes de cada vuelo: un pasajero ofertará un precio para subir su billete de categoría económica a primera. Si es la mejor oferta, se queda con “el beneficio”. Un servicio al mejor postor.

La subasta “para asiento del lado libre” contempla la posibilidad de participar de una subasta para poder acceder a comprar todo el espacio que el pasajero requiera, hasta toda la fila, con una dinámica similar al caso anterior y sujeto a disponibilidad.

La llegada de aerolíneas low cost impulsadas por el Gobierno comenzó a afectar así el servicio de Aerolíneas conllevará a una flexibilización de las condiciones para los trabajadores del sector aeronáutico.

“El gobierno de Macri vaciando AA y AU en beneficio de LATAM y AVIANCA que compró la empresa Mac Air de Macri y nos saca rutas y frecuencias”, denunció la ex diputada Alicia Castro.

“El impacto va a ser total, debido a que las líneas low cost, como Flybondi, van a operar las mismas rutas que Aerolíneas y con los mismos tipos de aviones pero una estructura de costos menor. No hay un solo caso en el mundo donde no haya generado algún impacto a las otras aerolíneas”, explicó a Página/12 el titular del Instituto de Investigación y Desarrollo del Transporte Aéreo (Indetra) y ex presidente del Orsna hasta el año pasado, Gustavo Lipovich.