martes 22 de agosto del 2017

   

Ahora

Giro de Cambiemos: ordenó a YPF no revelar el contrato con Chevron

 

El gobierno de Mauricio Macri decidió no entregar el contrato que firmó la petrolera estatal YPF con la norteamericana Chevron y ordenó a la petrolera apelar la decisión de la Justicia, que dio un plazo de cinco días a la compañía para entregar el acuerdo completo.

La empresa informó esta tarde la decisión de “recurrir la resolución” de la jueza Carrión de Lorenzo “previo análisis y decisión por parte de su nuevo Directorio y en salvaguarda del interés público y el de sus accionistas”.

La compañía, en el comunicado, enfatiza que la decisión fue tomada por “su nuevo Directorio”, de manera de dejar en claro que la posición -defendida de manera insistente por el saliente titular de YPF, Miguel Galuccio- también es compartida por los directivos que asumieron la conducción de la empresa el 21 de diciembre pasado, tras la asunción del presidente Mauricio Macri.

Funcionarios de Cambiemos criticaron cuando eran oposición el secreto en el que se mantenía el acuerdo y ahora, en un giro de 180 grados, lo defienden con uñas y dientes. Tal es el caso de la ultramacrista Laura Alonso -actual titular de la Oficina Anticorrupción-, quien encabezó una feróz campaña contra el kirchnerismo y luego admitió que “antes no tenía información”.

La postura de YPF fue refrendada de manera parcial hace dos semanas por Alonso, quien afirmó que existe “un desarrollo técnico y jurídico muy impresionante y profundo justificando por qué YPF entrega el contrato, pero lo hace testado” y que por ese motivo “hay cláusulas de confidencialidad que entrarían en el régimen de excepciones del decreto 1172/2003” anexo a Ley de Acceso a la Información.

“Hay secretos de tipo comercial, científico y tecnológico que deben ser resguardados para de alguna manera favorecer las inversiones y el desarrollo de algún tipo de industrias y en este caso sería la del petróleo”, indicó al revisar la postura que hiciera pública en su momento en favor de la difusión íntegra de los documentos, antes de llegar a la Oficina Anticorrupción.

En el comunicado distribuido esta tarde, la petrolera sostuvo que “la resolución del juzgado no tuvo en cuenta el pedido de audiencia que efectuó YPF y no estableció recaudos que impidan la divulgación a terceras partes ajenas al proceso (empresas competidoras y otros actores) de información con claro valor geológico, comercial, técnico e industrial”.

Para la empresa la ausencia de dichos recaudos, previstos en el régimen de Acceso a la Información Pública, “coloca a YPF en una situación de desventaja competitiva con consecuencias adversas para el desarrollo de Loma Campana y futuros proyectos de la compañía”.

Fuentes de la empresa aclararon a Télam que YPF no apela la decisión de entregar a la Justicia el texto completo del acuerdo con Chevron -suscripto en julio de 2013- sino que recurre a la falta de recaudos para que ciertas cláusulas de carácter comercial se hagan públicas y afecten la estrategia de negocios de la empresa ante futuros acuerdos similares de inversión.

La Corte Suprema había ordenado en diciembre que se difundiera el contrato entre las petroleras a instancias de una causa iniciada por el ex senador nacional Rubén Giustiniani (Socialista) actualmente diputado provincial por Santa Fe, y a instancias de la resolución del máximo tribunal la jueza reclamó a YPF la entrega del documento.