viernes 20 de julio del 2018

   

Ahora

Giro del Gobierno: ahora “compensará” a las petroleras por la alta inflación

 

En plena escalada de precios, el Gobierno muestra signos de desesperación. Tras liberar el precio de los combustibles, el ajuste pendiente ya ronda el 30%. Para “maquillar” la inflación, el Gobierno suspendió los aumentos por dos meses y prometió una “compensación” a las petroleras en caso de no poder trasladar el total de la suba.

Esa promesa quedó sellada en un escrito en el “Acuerdo de Estabilidad de Precios con Cuenta Compensatoria” que firmó el ministro de Energía, Juan José Aranguren junto con las máximas autoridades de YPF, Shell y Axion el 8 de mayo pasado.

Según explica Ámbito.com, quien tuvo acceso al documento confidencial, se trata de un convenio que tiene vigencia de ocho meses a partir del 1° de mayo, impide aumentos por dos meses y admite desde la génesis un atraso de precios al público de al menos 12% en naftas y gasoil.

El 12% de piso y las variaciones que se acumulen durante los dos meses de congelamiento serán aplicados en seis cuotas mensuales consecutivas a partir del jueves 5 de julio y hasta el 31 de diciembre.

Sin embargo, en el punto 8 del Acuerdo, el ministro Aranguren se comprometió a buscar un “mecanismo” de compensación alternativo si las petroleras no pueden incrementar los precios en el nivel previsto.

El acuerdo secreto aclara que el cumplimiento de la “compensación final” a las refinadoras se puede extender hasta marzo de 2019, aunque no especifica el “mecanismo” de recupero.

En la ciudad de Buenos Aires, la nafta súper ronda los 25,24 pesos por litro, la nafta premium 29,28 pesos, el gasoil común a 22,5 pesos y el premium a 25,70 pesos. En el interior la realidad es más dura, por caso en Córdoba la súper se comercializa a 28,22 pesos y el litro de premium se vende a 31,61.

El Gobierno dispuso liberar el precio de combustibles desde el 1 de octubre del año pasado. De esta manera, el precio de los combustibles pasó a estar regidos por el mercado. Eso implica que se mueven según la cotización internacional del barril de crudo y el tipo de cambio.

La vicepresidenta Gabriela Michetti celebró la liberación de los precios de combustibles (“es a favor del ciudadano”) al igual que la diputada Elisa Carrió (“va a llevar a la baja” del precio).

“Los costos son los costos y tenemos que convivir con eso”, repitió por su parte Marcos Peña para justificar los aumentos de los combustibles.

Durante 2017 el litro de nafta súper aumentó un 32,6%, la premium un 35,5%, el gasoil un 28,6% y el diesel de más calidad un 29,8%.

 

Sobre Pulse

Llega un nuevo modo de leer las noticias en Internet. Sumate a Diario Pulse.

Suscripción

Newsletter