martes 22 de agosto del 2017

   

Ahora

El Gobierno echó a casi 500 empleados del ministerio de Justicia y la ex ESMA

 

El macrismo acentúa la ola de despidos. Al menos 500 personas fueron echadas del ministerio de Justicia y entre los trabajadores que recibieron el telegrama, 55 se desempeñaban en la ex ESMA.

La cartera que depende de Germán Garavano quiso justificar los despidos al señalar que “habían sido sumados a la planta obedeciendo a criterios políticos”.

Romina Chiesa, delegada de los trabajadores despedidos, desmintió al Gobierno: “Todos los desplazados son empleados que asistían a trabajar, que estaban en funciones. Incluso eso puede corroborarse porque al entrar a trabajar a la ESMA uno debe hacerlo con una tarjeta magnética”.

El Gobierno también echó trabajadores del Programa Verdad y Justicia. Una de las despedidas fue testigo de contexto en el juicio de apropiación de Gaona Miranda y en juicio del Plan Cóndor.