miércoles 23 de agosto del 2017

   

Ahora

Grecia celebra elecciones anticipadas el 20 de septiembre y Tsipras ya está en carrera

 

El presidente griego Prokopis Pavlopulos disolvió el Parlamento y convocó elecciones anticipadas para el 20 de septiembre, horas después de que jurara en su cargo el equipo ministerial que integrará el gobierno provisional encargado de gobernar el país hasta los comicios.

El Parlamento que surja de las elecciones se constituirá el 1 de octubre, de acuerdo al decreto firmado Pavlopulos.

Las elecciones anticipadas se hicieron necesarias tras la dimisión, hace ocho días, del primer ministro Alexis Tsipras, en el marco de una severa crisis política desatada al interior de su partido y de la coalición gobernante tras obtener el primer desembolso del tercer rescate para Grecia.

Tsipras justificó su decisión en la necesidad de pedir un nuevo mandato al pueblo tras el cambio de rumbo que dio el gobierno de Syriza y de cara a aplicar con el apoyo popular los acuerdos alcanzados con las instituciones, que incluyen un nuevo y severo ajuste.

La disidencia interna dentro de su partido y en las filas de su grupo parlamentario -donde más de 40 diputados le negaron el respaldo en la votación del tercer rescate-, fueron el detonante de estas elecciones anticipadas.

Uno de los resultados de esta fractura interna fue la fundación de un nuevo partido, Unidad Popular (UP), dirigido por el ex ministro de Energía Panayotis Lafazanis.

La campaña electoral va a ser una de las más cortas de la democracia griega y, con 23 días, sólo supera en dos jornadas a la celebrada en 1996.

Poco antes de disolver el Parlamento, Pavlopulos tomó juramento al nuevo equipo de 10 ministros que gobernarán de forma transitoria junto a la presidenta de la Corte Suprema y ahora primera ministra interina, Vasiliki Zanu, que ya tomó posesión de su cargo, informó la agencia de noticias EFE.

El nombramiento de un gobierno interino es necesario en Grecia cuando la disolución del Parlamento se produce como consecuencia de la dimisión de un primer ministro.

Una encuesta publicada hoy por el periódico Efimerida ton Syntakton registra que los griegos quieren seguir apostando por Syriza y que un 23% de los electores daría su apoyo al actual partido en el poder, frente al 19,5% que respaldaría a los conservadores de Nueva Democracia (ND).

En tanto, UP, la formación creada a partir de la escisión de Syriza, sólo contaría con la simpatía del 3,5% de los votos, frente al 2% que conseguirían los Independientes.

El 64% de los consultados cree que la decisión de Tsipras de dimitir para buscar un nuevo mandato en elecciones anticipadas fue “equivocada”, mientras que el 68% está de acuerdo en que Grecia debe permanecer en el euro a cualquier precio, incluso si eso significa más austeridad.

Un tercio de los que apoyaron al partido de Tsipras en las elecciones de enero que le llevaron al poder ahora se muestran dubitativos de si volverán a votarlo, según el periódico. Además, según el sondeo, hay un 25,5% de indecisos, lo que supone el mayor bloque.

En declaraciones a la edición del rotativo digital Avgi, el hasta ahora primer ministro Tsipras dio por comenzada la “gran batalla electoral”.

“El pueblo griego dará un mandato fuerte para el presente y el futuro. Grecia no puede volver hacia atrás y no lo va a hacer, solo marchará hacia adelante”, dijo Tsipras.