miércoles 16 de octubre del 2019

   

Ahora

Grimoldi pidió un proceso preventivo de crisis y se temen despidos

 

La centenaria marca Grimoldi, dedicada a la fabricación y venta de calzado, presentó ante el Gobierno un procedimiento preventivo de crisis (PPC).

Así lo anunció el viernes a sus accionistas por medio de un comunicado a la Bolsa de Comercio. “Nos dirigimos a ustedes con el objeto de informar que el Directorio ha aprobado iniciar un procedimiento preventivo de crisis en los términos y con los alcances previstos en el artículo 98 de la ley nacional de empleo 24.013”.

“Dicho procedimiento le permitirá a la Sociedad tomar una serie de medidas para adecuar las estructuras de los recursos humanos en algunos sectores de la Sociedad, de forma ordenada”, detalla la carta firmada por Alberto Grimoldi, presidente de la compañía y bisnieto del fundador de la cadena.

“Esto redundará en una mayor optimización de sus costos y así, mitigar el impacto de los efectos de la crisis en la Sociedad”, agrega el comunicado.

Alberto Grimoldi adelantó que el objetivo es «ver cuáles son los locales que ya no son rentables», aunque todavía no pudo estimar cuántos son. El mes pasado bajó la persiana de un outlet en Palermo.

También indicó que en el proceso se negociarán los puestos de trabajo de aproximadamente el 10% de la plantilla.

La histórica firma de calzados posee locales propios, en los que comercializa marcas como Hush Puppies, American Pie, Kickers, Merrell, Cat y Timberland.

grimoldi 2

El PPC, establecido en la década del 90 en la denominada ley de empleo, permite a las empresas concretar suspensiones y pagar menos por las indemnizaciones. El proceso administrativo debe presentarse en el Ministerio de Producción y Trabajo, y ser aceptado por esa cartera.

En 2018 crecieron las solicitudes de empresas para activar los PPC, según datos oficiales. Grandes empresas como FATE, Editorial Atlántida, Avianca, y Carrefour pidieron el ingreso a este poroceso

Hubo 108 pedidos durante el año pasado. En 2016 fueron 55 los casos presentados, en 2017, 83. Es decir, que en dos años casi duplicaron. De los casos que se tienen del año pasado, el caso más significativo fue el de la cadena de supermercados Carrefour, con más de 19.000 empleados y 500 sucursales en todo el país.

El incremento de las importaciones en el contexto de crisis coloca a la industria del calzado como una de las «más castigadas», aseguran desde la Unión de Trabajadores de la Industria del Calzado (Uticra).

Según señalan, las importaciones en el sector «batieron todos los records históricos, ya que durante el año 2017, según datos oficiales del INDEC 34.603.032 pares fueron traídos del exterior, lo que significó un 25,93% de aumento en relación a igual período de 2016».

Agustín Amicone, titular de Uticra, denunció que desde fines de 2015 se perdieron 9000 puestos de trabajo en el sector.

Hasta el año pasado, según el dirigente sindical, el sector del calzado había perdido 6 mil empleos, y durante 2018 se destruyeron otros 3 mil, completando un promedio de 3.000 puestos menos por cada año de gobierno de Mauricio Macri.

 

Sobre Pulse

Llega un nuevo modo de leer las noticias en Internet. Sumate a Diario Pulse.

Suscripción

Newsletter