miércoles 22 de mayo del 2019

   

Ahora

Habló la guionista de Fariña y aseguró que fue contratada por la AFI

 

El escándalo por las declaraciones guionadas en causas sensibles sumó otro capítulo. La experta que entrenó al financista Leonardo Fariña para inculpar a Cristina Kirchner en el marco de la causa conocida con “la ruta del dinero K” rompió el silencio y contó detalles del “coucheo” que involucra al Gobierno.

La letrada, mencionada por sus iniciales F.G. sostiene ser quién preparó al mediático Fariña para cumplir con un guión (revelado tiempo atrás con la filtración de mails donde se detallaban los pasos a seguir) e inculpar a la ex presidenta.

En declaraciones al periodista Raúl Kollmann para Página 12, la supuesta “coach” judicial de Fariña sostuvo: “El no tenía la menor idea sobre obra pública. Parecía un chiste. Después, en la declaración y hasta en la televisión, usaba mis palabras. Yo me reía sola”.

“El que me contrató fue un hombre que se sabía era de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), el doctor Raúl Copes, un hombre originario del radicalismo que hacía años estaba en la SIDE. Además de que era conocido que estaba en la AFI, ya antes me había contratado para hacer la normativa administrativa de un cambio en el organigrama de la AFI. Así que yo tenía claro quién me encargó el entrenamiento”, explicó.

La mujer que sería citada por el juez Ramos Padilla durante la próxima semana, declaró que por esta tarea cobró 30.000 o 40.000 pesos por su experiencia en administración pública. “Soy magister en administración pública. O sea una abogada que no tiene matrícula, que nunca litigó, pero sé como adecuar legislaciones, controlar que las licitaciones o lo que sea se haga de acuerdo a las normas. Me gané buena fama en el Ministerio de Planificación por eso. Copes, que ya falleció, me conoció bastante antes de esta historia en una convención. De manera que cuando me contrató, en 2016, él sabía quién era yo y yo sabía quién era él”.

Además reveló como era la supuesta forma de trabajo: “Copes me entregó tres veces, en mano, mails con las ideas generales. Yo tomaba esos mails y mi trabajo era darle forma técnica. Ahí yo interactuaba con Copes. Una vez que hacía mi trabajo, lo mandaba al mail elturista@protonmail.com”.

De acuerdo con la documentación que presentó ante Ramos Padilla Giselle Robles, la ex abogada de Fariña, desde el Gobierno enviaban mails de una cuenta encriptada a otra del mismo tipo. La abogada los imprimía y se los llevaba a Fariña.

¿Cual es la sospecha de esta operación? Cambiemos necesitaba involucrar a Cristina Kirchner en la llamada causa de lavado de dinero y, además, en el expediente de la obra pública que también naufragaba.

Sobre el encargo de la AFI, sostuvo que “era casi público que Copes trabajaba en la AFI: había estado como delegado en Venezuela. Pero en mi caso, él me había encargado un trabajo anterior. Querían hacer un cambio de organigrama en la ex SIDE y para eso había que redactar una normativa. Las cosas son así en el estado, porque un cambio de organigrama implica cargos, modificación de presupuestos, competencias nuevas, una adecuación administrativa y una fundamentación”.

“El me contrató para ese trabajo que era mi especialidad. De manera que cuando vino en marzo a contratarme para explicarle a alguien, que yo no sabía quien era, de la obra pública, yo sí sabía quién me hacía el encargo”, agregó.

Consultada por su encuentro con Fariña, la doctora G. resaltó que él “no sabía nada de nada” sobre obra pública. “No sabía lo que era el acopio, que consiste en que antes se compraban materiales para iniciar una obra y presentando las facturas se cobraba un adelanto. Eso era muy diferente a cobrar un anticipo financiero. El decía que se cobraba un anticipo del 25 por ciento, lo que no existía”, detalló.

“Fariña no sabía lo que era el fondo de reparo, que es un porcentaje que el estado retiene en cada pago como garantía de que las obras están bien hechas. No tenía el menor contacto con la obra pública”.

E insistió: “No sabía las cosas más elementales. Se ve que nunca tuvo contacto con una licitación ni con una obra pública”. Además sostuvo que “cuando yo me vi con él, se supone que había leído los mails. Pero no podía repetir ni lo que había leído”.

anotaciones

DIBUJOS PARA FARIÑA

“Hice de maestra. Le hacia cuadritos, dibujitos. El repetía a rajatabla. Después era impresionante. Usaba mis palabras. Piense que yo no sabía que eso iba a tomar la dimensión que tomó. Como yo le hacía los cuadritos y dibujitos en un block mío, todavía tengo todo el material. Así que se lo entregaré al juez de Dolores. También los mails y lo que yo escribí a pedido. El quería saber cómo se podía, por ejemplo, manipular una compulsa de precios o una licitación. O cómo se podrían conseguir sobreprecios, la manipulación de los adelantos, las facturas apócrifas, coimas y hasta lavado de dinero. Todo eso tengo anotado en mi block”, continuó la experta en la entrevista realizada por Kollmann para Página 12.

Pocas cosas va quedando tan claro el rol de los agentes de la AFI. Los espías, algunos orgánicos, otros inorgánicos atraviesan todo este entramado y son una parte clave de la red aprietes y extorsiones.

Los jefes de la AFI reconocieron que enviaron a dos espías a hablar con el juez Carzoglio que tenia en sus manos la causa contra Pablo Moyano.

Después de esta “visita”, el juez recibió un sobre con un borrador de la detención del dirigente gremial. Además le manifestaron que era una obsesión del presidente Mauricio Macri encarcelar a los Moyano.

 

Sobre Pulse

Llega un nuevo modo de leer las noticias en Internet. Sumate a Diario Pulse.

Suscripción

Newsletter