sábado 19 de agosto del 2017

   

Ahora

Hebe viaja a ver al Papa a fin de mes si recibe la autorización de sus médicos

 

La titular de la Asociación Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, afirmó que si bien fue muy crítica del papa Francisco cuando era cardenal de Buenos Aires, desde que es máxima autoridad de la Iglesia Católica se dedicó a “poner el acento donde hay que ponerlo”, al confirmar su visita al Vaticano ni bien logre autorización de los médicos que la atienden.

“El Papa vino para transformar. Está usando su poder, que es muy grande, poniendo el acento donde hay que ponerlo: en la pobreza, la marginalidad, los pedófilos y las riquezas del Banco del Vaticano. Es un momento oportuno para poder hablar con él”, dijo Bonafini en diálogo con Télam al referirse a los motivos por los que decidió aceptar la invitación de parte del Vaticano.

La presidenta de la organización, de 87 años, se está realizando controles médicos para confirmar si está en condiciones de realizar el viaje para entrevistarse con Francisco.