martes 28 de marzo del 2017

   

Ahora

Imputan Arribas por giro millonario de Odebrecht y Macri queda más complicado

 

El fiscal federal Federico Delgado pidió investigar al titular de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) Gustavo Arribas por las supuestas transferencias de dinero que habría recibido en 2013 de un acusado del caso de corrupción Lava Jato.

Delgado pidió la declaraciones juradas de Arribas a la Oficina Anticorrupción y que se interrogue via skype a Leonardo Meirelles, el operador financiero de Odebrecht condenado por la justicia de Brasil.

“Si lo atacan a Gustavo, me atacan a mi”, habría dicho el presidente Macri luego de defender al jefe de los espías y calificar de “cuento” la investigación que Hugo Alconada Mon realizó en colaboración con el proyecto colaborativo de periodistas IDL-Reportero.

Según publicó el diario La Nación, Meirelles transfirió un total de u$s 594.518 mediante cinco giros a una cuenta de Arribas, desde el 2013, un día después de que se reactivara el contrato para el soterramiento del tren Sarmiento para la compañía Odebrecht.

La cuenta en Hong Kong desde la cual salió el dinero a una cuenta de Arribas en Suiza pertenecía a una sociedad offshore controlada por Meirelles, RFY Import & Export Limited, a la que la Justicia brasileña ya catalogó como “empresa de fachada”.

El jefe de los espías es intimo amigo del Presidente a tal punto que Macri le alquiló su departamento del edificio de Av. Libertador y Cavia.

Una de las primeras medidas de Macri en su arribo a la Casa Rosada fue disponer por decreto que todo el presupuesto de la ex SIDE vuelva a ser secreto: convirtió $ 1450 millones en una potencial caja negra.

Arribas admitió a través de un comunicado que sólo recibió una transferencia, por u$s 70.495, el 26 de septiembre de 2013, y la adjudicó a la venta de un inmueble en San Pablo sobre el que no aportó más datos.

ARRIBAS, EL TESTAFERRO DE MACRI

El ex vicepresidente de Boca, Roberto Digón, denunció oscuras maniobras entre Arribas y Macri cuando uno actuaba como representante de futbolistas y el actual mandatario de la Nación era presidente del club xeneize.

“Cuando comenzó Boca con numerosos títulos internacionales, la cotización de los jugadores crecieron enormemente y comenzó la transferencia de mucho de ellos. Cuando hay una transferencia, el jugador se lleva el 15% del pase”, explicó Digón, “pero nunca los jugadores pudieron llevárselo”.

“Era sacarle esos porcentajes: piensen en el 15% de transferencias como la de Gago de 27 millones de dólares, Vanegas 23 millones, Tévez 14 millones y vendido 5 veces. ¡Boca vendió jugadores por más 120 millones de dólares, el 15% es una simple cuenta con la que en principio se iban quedando”, exclamó en diálogo con El Destape por Radio 10.

El dirigente explicó que el monto del 15% se pagaba en un cheque. “Estos cheques iban a parar a la cuenta de Suiza de Arribas, que era el testaferro de Macri”, reveló.