martes 23 de enero del 2018

   

Ahora

 

#AlertaAzul: Interpol busca a Stiuso por la causa AMIA

 

El equipo de fiscales de la Unidad Fiscal de Investigación (UFI) del atentado contra la AMIA solicitó a Interpol que disponga una “notificación azul” respecto del ex espía de la SIDE, Antonio Stiuso, con el objetivo de que pueda ser ubicado para tomarle declaración testimonial en el marco de la causa judicial por el atentado terrorista ocurrido en 1994.

“Nos dirigimos a usted (…) a fin de encomendarle se inscriba en la órbita de la Organización Internacional de Policía Criminal (OPIC-INTERPOL) una notificación azul respecto de Antonio Horacio Stiuso, a fines de recibir su declaración tesminonal”, dice el documento judicial que enviaron ayer los fiscales Sabrina Namer, Roberto Salum y Patricio Sabadini al jefe de la sección “Extradiciones” del departamento de Interpol de la Policía Federal Argentina, Marcelo Gustavo Ardizzi.

Los fiscales indicaron, además, que la convocatoria tiene por finalidad que el ex espía “dé cuenta del objetivo y alcance de distintas tareas que habría realizado en el marco de la investigación de la causa, relevantes para esclarecer el hecho que se investiga”.

La notificación azul de Interpol implica que esa organización se dispone a buscar a la persona sobre la cual pesa la alerta y luego informa el resultado de la búsqueda, pero a diferencia de la notificación roja no implica la posibilidad de una detención, indicaron fuentes judiciales.

En el portal de Interpol se aclara que la notificación azul es “utilizada para recabar más información sobre la identificación de una persona o las actividades que se consideren delictivas dentro de un asunto penal”.

Desde su puesto en la disuelta Secretaría de Inteligencia de Estado (SIDE), Stiuso fue un estrecho colaborador del fiscal fallecido Alberto Nisman durante su gestión al frente de la UFI-AMIA.

Los escasos resultados y la escasez de información respecto de la “conexión local” que posibilitó el atentado contra la AMIA pusieron en duda el trabajo realizado por Nisman durante más de una década y, en ese contexto, las autoridades de la UFI pretenden tomar declaración testimonial a Stiuso para saber cuál fue su papel en la investigación.

Sobre Stiuso pesan, además, una serie de denuncias por mal desempeño de sus funciones y enriquecimiento ilícito.

La conducción de la nueva Agencia Federal de Inteligencia (AFI) sospecha que tras haber sido separado de sus funciones, Stiuso se fue a Estados Unidos y por eso en más de una oportunidad pidió, sin éxito, colaboración del gobierno de ese país para dar con el paradero del ex espía.

Sobre Pulse

Llega un nuevo modo de leer las noticias en Internet. Sumate a Diario Pulse.

Suscripción

Newsletter