sábado 21 de octubre del 2017

   

Ahora

Todo sube: el kilo de tomate llegó a los $60 y el de morrón a $140

 

En un marco de escalada de precios, el tomate llegó a los $60 pesos el kilo en algunas verdulerías porteñas y en otras provincias se vende a $50 mientras el morrón tocó los $140. Los productores culpan a los costos y a la ola de frío en las zonas productivas del país, que abastecen a los grandes mercados.

El presidente de la Asociación de Productores Hortícolas de La Plata, Alberto Pate, y el secretario general de la Asociación de Trabajadores Hortícolas, Gustavo Arreseygor, señalaron que el sector está “atravesando un situación difícil por el alza de costos energéticos y laborales”.

En diálogo con la agencia NA, ambos dirigentes coincidieron en que la intermediación “es la que hace disparar los precios, especialmente en los supermercados” y denunciaron que la diferencia entre el precio que se le paga a los productores y los de venta al público “a veces superan el 100 por ciento”.

Arreseygor señaló que el aumento del precio del tomate que en estos momentos se comercializa entre 30 y 40 pesos y se le paga 20 pesos al productor, se produce por la escasez de stock producto de las fuertes lluvias que afectaron a las provincias productoras como Salta, Jujuy y Corrientes.

El sindicalista señaló por ejemplo el aumento del kilo del morrón que se produce en el norte del país que por la caída de producción se esta vendiendo a 140 pesos el kilo.

Advirtió que en la provincia de Buenos Aires, le han aumentado los costos a los productores entre un 20 y un 40 por ciento, por los gastos en energía y laborales, “están echando mucha gente” y pidió la intervención del ministerio de trabajo para buscar una solución. Si esta situación se mantiene, la producción de tomates en la provincia de Buenos Aires, que empieza en noviembre, “podría reducirse hasta un 50 por ciento y si eso pasa los precios se van a volver a disparar”.

En Córdoba la disparidad de precios también es notoria. En la capital provincial el kilo de tomate se vende a $50 y las berenjenas a $80.

“El frío llegó para quedarse bastante tiempo. Y llegó a las zonas productivas que estaban libres de heladas, como Salta, valles tucumanos, invernaderos de Corrientes. Allí se surte de pimiento, tomate, berenjena y zapallito a todo el país. Pero este año les toca a todos”, explicó Juan Perlo, titular de la Cámara Frutihortícola cordobesa.

Perlo cree que los actuales valores de frutas y verduras son “circunstanciales”. “Apenas se alarguen los días y ceda el frío. Estas plantas, tomate y pimiento, tienen varias camadas. Habrá otras cosechas. Calculo que hablamos de dos o tres semanas más”, aventuró.

INFLACIÓN: EL DÍA QUE MACRI FUE A UN SUPERMERCADO Y COMPRÓ TOMATES

El 12 de mayo de 2013, Mauricio Macri fue a un supermercado -aún era jefe de gobierno porteño, y se fotografío en la góndola de las verduras, seleccionando tomates. En esa ocasión se mostró “preocupado por la inflación” y señaló que “los discursos de la política se terminan en las góndolas”.

Según el IPC Congreso difundido por Patricia Bullrich y Eduardo Amadeo, la inflación en mayo de 2013 había sido de 1,57%.

A tres años de la foto, la inflación de mayo de este año fue del 4,2% según el Indec de Todesca mientras que para el IPC Congreso fue de 3,5%, siete décimas menor.

“Se que otra vez estamos llenos de incertidumbre, se que hay miedo. No nos puede pasar otra vez lo mismo. Tenemos que ponernos a trabajar ya en estos problemas reales que terminan manifestándose en las heladeras y en las alacenas de todos los hogares. No es posible ocultarse”, reflexionaba por entonces Macri desde las redes sociales.

Decía que “si hay un lugar donde se terminan de golpe los discursos de la política es en las góndolas”.

“Todos estamos muy preocupados por la economía, y hablamos de números e inflación . Pero la inflación no es un número, es el carrito del supermercado que se achica, es comprar menos, es vivir un poco peor”, decía en su Facebook.