domingo 25 de junio del 2017

   

Ahora

La AFI usa la “máquina de la verdad” de Chiche Gelblung por el espionaje a políticos

 

La AFI está aplicando en todo su personal de inteligencia la ‘máquina de la verdad’, como la que usaba Chiche Gelblung en sus programas de televisión, por el espionaje sobre la diputada Elisa Carrió en Paraguay.

Así lo aseguró una fuente de AFI al diario Clarín. “La siguen con gente y autos, tanto propios como de agentes inorgánicos o ‘tercerizados’, para evitar huellas”, explicó a ese matutino hace un mes un espía que reporta en la base ubicada en la calle Estados Unidos.

El escándalo es de dimensiones insospechadas: si la inteligencia del Estado vigila, escucha y realiza seguimientos a miembros del propio Gobierno, qué quedaría para los políticos de la oposición.

Cabe recordar que la ex presidente Cristina Kirchner fue escuchada en conversaciones privadas con Oscar Parrilli y sus audios difundidos ilegalmente a la prensa, en un episodio que el Gobierno aún no aclaró.

Clarín detalla cómo se realiza la operación para dar un barniz de “legalidad”: la AFI recurre a una herramienta polémica, que sólo puede utilizar con ayuda -o complicidad de algunos jueces: las “precausas” judiciales.

“Se trata de ´investigaciones´ que los espías inician por su cuenta, previo pedido genérico a algún juez para que autorice escuchas y seguimientos ´que permitan establcer si se está cometiendo algún delito complejo´. En muchos casos, esos jueces ni siquiera conocen a quiénes pertenecen los números que con su firma autorizan a pinchar ´transitoriamente´.Después, ese expediente se destruye sin que quede ninguna huella”, indica el matutino.

Entre otros espiados, menciona cómo objetivos a Hugo Moyano, Roberto Baradel y Omar “Caballo” Suárez.