martes 19 de septiembre del 2017

   

Ahora

La aparición del arma en la casa de la madre de Nisman, nuevo contrapunto entre Fein y Arroyo Salgado

 

La ex mujer de Alberto Nisman aseguró que el hallazgo de un arma calibre 22 en la casa de Sara Garfunkel “cambia todo” porque “cambia el escenario”, en tanto que la titular de la fiscalía criminal de instrucción número 45 consideró que el hecho “no modifica la investigación” dado que la existencia del arma se conocía en la causa desde que fue hallado muerto en su departamento el fiscal de la causa AMIA.

“Quiero ser prudente con el trabajo de la jueza y la fiscal, pero para mí esto cambia todo, cambia el escenario obviamente”, dijo esta mañana a radio Vorterix la jueza de San Isidro, que representa a la querella como madre de las hijas de Nisman, al ser consultada sobre el hallazgo del arma calibre 22 en la baulera del domicilio de la madre del fallecido fiscal, secuestrada ayer por la fiscalía tras un allanamiento en la vivienda.

Minutos más tarde, en declaraciones a la misma radio, la fiscal Fein puso un contrapunto a la percepción de Arroyo Salgado al afirmar que el hallazgo del arma “no modifica la investigación”, porque ya había sido informada su existencia en la causa, dado que Nisman las tenía registradas ante el Registro Nacional de Armas (Renar).

“No modifica la investigación. Es un dato el secuestro que se ha realizado el día de ayer por propia manifestación de la madre, en el marco de la declaración testimonial que había hecho días atrás en la que dijo que encontró en la baulera esa arma”, explicó Fein, que agregó que junto al arma encontrada, había documentación “que tenía que ver con el Renar”.

Si bien Arroyo Salgado, que forma parte de la querella, coincidió en que la existencia del calibre 22 y de otra más, calibre 38, “estaban registradas” a nombre de su marido, dejó claro que ella “no sabía de la existencia” de las mismas, cuyo registro entendía que fue “antes” de conocerla, y que tenía la “certeza” de que ninguna de ellas estuvieron en los cuatro domicilios en los que convivió con Nisman hasta su separación, en octubre de 2011.

“Nunca las vi durante nuestra convivencia. El lugar en el que se encontraban esas armas era un interrogante de la investigación. Esas armas estarían registradas hace mucho tiempo, entiendo que antes de conocerme a mí. Yo tengo la certeza que en ninguno de los cuatro lugares en los que convivimos hubo ninguna arma”, dijo Arroyo Salgado.

El arma fue encontrada por Sara Garfunkel hace unos días, cuando tras recibir los efectos personales que su hijo tenía en la UFI-AMIA, los llevó a la baulera de su domicilio, y allí encontró un sobre con documentación y el arma calibre 22.

Mientras que Arroyo Salgado sostiene que el hallazgo “cambia todo”, la fiscal de la causa sostiene que “no modifica nada”, continuando así el contrapunto que comenzó entre ambas desde el inicio mismo de la causa que investiga la muerte del fiscal, tras ser encontrado muerto en su departamento de Puerto Madero.

Precisamente, este contrapunto llevó a Arroyo Salgado a pedir el alejamiento de Fein de la causa que investiga la muerte de su ex marido, lo que fue rechazado por la jueza de la causa, Fabiana Palmaghini.

Siguiendo esta línea de desencuentros, en un comunicado que dio a conocer Fein tras el pedido de apartamiento presentado por Arroyo Salgado, la fiscal cuestionó las “reiteradas presentaciones de la parte querellante” toda vez que se está “a la espera de las resoluciones respectivas”, lo que interpretó como una clara intención de “no cooperar con el avance de la investigación”.

Tras el intento de Arroyo Salgado de suavizar estos contrapuntos, con mensajes con los que dejó claro que “no tenía nada personal con la fiscal Fein”, como lo expresó este fin de semana durante un programa de televisión, la fiscal de la causa afirmó hoy que se están disponiendo “en forma muy rápida” las medidas para dar impulso a la causa y descubrir la verdad respecto a lo que sucedió con Nisman: “si fue un suicidio, un homicidio o una muerte inducida”.

En este marco, Fein dispuso para el 27 de abril “la pericia médico legal en el cuerpo médico forense” y a partir de hoy definirá la fecha para el estudio criminalístico.

“Lo que se busca es un debate y una deliberación correcta entre profesionales”, dijo Fein, aunque la jueza Arroyo Salgado considera que la junta médica y el estudio criminalístico deben realizarse en forma conjunta y no separada.