miércoles 16 de octubre del 2019

   

Ahora

La Argentina de los platos vacíos: el 51% de los chicos es pobre

 

Las políticas de ajuste implementadas por el Gobierno tienen su crudo correlato en la relidad. Según el informe del Barómetro de Deuda Social de la Infancia difundido por la Universidad Católica Argentina (UCA), el 51,7% de los niños del país es pobre, mientras que el 10,2% son indigentes.

Pero hay más: también creció la inseguridad alimentaria, es decir que la cantidad de chicos que redujeron su dieta por falta de dinero pasó del 21,7 al 29,3%, en base a los datos de 2018.

Según la UCA, 1.6 millones de niños y adolescentes realiza menos de cuatro comidas diarias. La cena es, planteó el informe, la más frecuentemente salteada, dado que el 7 por ciento no la ingiere.

Si se comparan los datos de pobreza del 2018 (difundidos hoy) con los del 2017, se obtiene que la pobreza infantil creció más de tres puntos (el año anterios había sido del 48,1%).

Es una cifra que duele y que demuestra que en el país lo único que crece es la miseria y la marginalidad. Prueba de ello es que el 13% de los niños argentinos pasó hambre durante 2018. Al mismo tiempo, la asistencia a comedores infantiles aumentó un 35%.

El Conurbano Bonaerense registró el mayor índice de pobreza del país: el 63,3% de los niños es pobre, casi 9 puntos más que el 54,2% de fines de 2018. En tanto, 15,4% es indigente.

 

Sobre Pulse

Llega un nuevo modo de leer las noticias en Internet. Sumate a Diario Pulse.

Suscripción

Newsletter