jueves 14 de diciembre del 2017

   

Ahora

 

La Armada sobre el último cable del ARA San Juan: “Indica que no estaba en emergencia”

 

La Armada aseguró que “le llamó la atención” la difusión en la prensa del documento con la última comunicación del submarino ARA San Juan “porque hace más de una semana que venimos contando sobre la entrada de agua a las baterías y el cortocircuito”.

Así lo señaló vocero de la fuerza, Enrique Balbi, en una nueva conferencia de prensa al cumplirse 13 días de la desaparición del submarino.

El vocero aclaró que lo plasmado en el cable no advierte que el submarino haya estado en emergencia. “Con todas las comunicaciones telefónicas y por escrito, el comandante no consideró en ningún momento ese tema como una emergencia ni como una avería de gran magnitud porque lo pudo solucionar por la redundancia de alimentación”,

“Si el mismo comandante, con 22 años de experiencia, consideró la situación como está escrita en el parte –que se filtró–, no es una emergencia; si hubiese sido una emergencia él mismo hubiese salido a superficie”, enfatizó.

“Indiqué los diferentes indicios que fuimos recibiendo del submarino en cuanto a la entrada de agua, que por el mal estado del mar, a través del sistema de ventilación, había llegado a la bandeja de conexión de la batería de proa. Que justamente por eso se produjo un cortocircuito con principio de incendio. Humo sin llama. Que tuvo que asilar la batería, y seguir con el circuito de popa”, dijo Balbi.

Y continuó: “También expliqué los equipos y alimentaciones que hay permitían seguir navegando siguiendo con su destino a Mar del Plata. Por eso nos llamó la atención”.

“Lo que si es cierto, La Armada no puede mostrar un documento como se filtó ayer en los medios. El despacho con clasificación de seguirdad estaríamos vulnerando la ley. Nosotros no lo podemos hacer. El mensaje naval confirma lo que vine contando”, agregó.

Armada submarino ARA San Juan

Sobre la comunicación de este documento a familiares de la tripulación. “Después de esta información, el submarino siguió navegando. Cuanto a partir de ahí, uno empieza a contabilizar el tiempo en la próxima comunicación, horas antes comienza la primer fase de búsqueda, no declararlo extraviado. Se empezó a escuchar y no se recibía comunicación. De entrada, uno piensa que no se puede comunicar y asocia que el problema eléctrico haya tenido un problema en las comunicaciones”.

“El primer día comentamos que cuando se activa el despacho del submarino extraviado ahí se activa ir una hidronave al área. Podría estar en superficie con o sin propulsión. Cuando la nave arriba al área de operaciones y no está en superficie, posiblemente estaba en inmersión sabiendo que tiene que salir.

El vocero de la Armada manifestó que “simultáneamente dos unidades de superficie, en pocas horas van al área de operaciones. Como tampoco lo detectan, se decreta el plan de búsqueda y rescate del submarino, que fue el jueves por la noche”.

“Durante el fin de semana se les comunica a los familiares. Mientras faltan las comunicaciones no hay que alertar a nadie porque uno no sabe qué puede pasar. Si alerta al sistema nacional o internacional y después aparece en superficie…”, aseguró sin completar la declaración.

Señaló que “veníamos manejando una posible falla en las comunicaciones. Todo nuestro esfuerzo al principio fue por si había problemas de comunicaciones hasta que el miércoles pasado tuvimos el informe primer de la anomalía hidroacústica informada por Estados Unidos. Y el jueves la confirmación que fue consistente en una explosión”.

“La Armada va tomando indicios, y cambian los escenarios. Ahí interpretamos que esa explosión se debió a una concentración de hidrógeno”, concluyó Balbi.

Sobre Pulse

Llega un nuevo modo de leer las noticias en Internet. Sumate a Diario Pulse.

Suscripción

Newsletter