martes 22 de mayo del 2018

   

Ahora

La AUH ya perdió más de 11 puntos de poder adquisitivo

 

El poder adquisitivo de la mayoría de los programas de transferencias no condicionadas se redujo fuerte bajo la gestión Cambiemos así como se quitó apoyo presupuestario a los proyectos de la economía social, popular y solidaria, reveló un informe del Observatorio de Políticas Públicas de la UNDAV.

La asignación por hijo, en tanto política universal, verificó una caída real acumulada del 5,8%. A partir del cambio de fórmula, además, se estima que reduzca su poder adquisitivo en 3,4% hasta fines e 2019.

En materia presupuestaria, se registra una baja acumulada del 9,6%, medida a valores constantes, en los fondos asignados al programa “Argentina Trabaja”.

Similar contexto se presenta con los recursos para la AUH y las asignaciones familiares. Respectivamente, tendrán asignados para 2018 fondos 4% y 21,3% menores a los del año pasado.

AUH

Asimismo, en concepto de los programas del Ministerio de Trabajo relativos a “Capacitación Laboral”, la disposición de recursos disminuyó un 20% desde 2016, a valores constantes.

La AUH entró en vigor en octubre de 2009 como un seguro social a personas desocupadas o que trabajan en negro, por cada hijo menor de 18 años o hijo discapacitado.

En mayo de 2011, las prestaciones se complementaron con la asignación universal por embarazo (AUE) para futuras madres que se encuentren en las 12 semanas o más de gestación.

De la misma forma, en agosto de 2009 se crea el programa Ingreso Social con Trabajo o “Argentina Trabaja” para que personas sin empleo constituyan cooperativas de trabajo para la ejecución de actividades dirigidas por el poder ejecutivo nacional, o por sus pares provinciales y municipales, como saneamiento o mejoramiento urbano y de espacios verdes.

Argentina Trabaja

Los números relativos a la movilidad de los diferentes conceptos monetarios marcan desde fines de 2015 hasta la actualidad un deterioro del ingreso medio de los cooperativistas de un 28,2%.

Otra cifra relevante es la de subejecución en programas del INTI. Por caso, en 2016 no hubo ejecución para en concepto de “apoyo a los centros de investigación y desarrollo” ($63 asignados), ni de “regionalización del Inti” ($761 M asignados).

Con todo, en los últimos dos años se redujo en un 17,3% promedio la asignación presupuestaria para los programas relativos a la economía social y solidaria.

 

Sobre Pulse

Llega un nuevo modo de leer las noticias en Internet. Sumate a Diario Pulse.

Suscripción

Newsletter