domingo 25 de junio del 2017

   

Ahora

La CIDH llegó a Jujuy para visitar a Milagro Sala y el Servicio Penitenciario pintó la celda para transformarla en oficina

 

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) llegó hoy a San Salvador de Jujuy para evaluar la situación de la detención de Milagro Sala.

La misión es encabezada por su presidente, Francisco Eguiguren, quien mantendrá un encuentro con el gobernador radical Gerardo Morales y luego visitarán a la dirigente social detenida en la Unidad N° 3 de Mujeres del Servicio Penitenciario, conocido como el penal del Alto Comedero.

Ante la visita del organismo internacional, las autoridades de Jujuy ordenaron remodelar el lugar de detención. El Servicio Penitenciario pintó la celda para trasformarla en oficina, detalló el diario Página 12. “Como notaron que el embellecimiento era demasiado obvio, volvieron a dar otra mano de pintura para añejarla”.

Cuando una delegación de la CIDH visitó el país en septiembre de 1979 para inspeccionar la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA), uno de los más sangrientos centros clandestinos de tortura, la dictadura militar ordenó cambios estructurales de modo que no coincida con el relato de testigos: anuló la escalera al Sótano donde funcionaban las salas de tortura, sacó el ascenso y trasladó a los detenidos a una isla del Tigre.

En esta ocasión acompañarán a Eguiguren la segunda vicepresidenta de la CIDH, Esmeralda Arosemena de Troitiño, y el abogado Jorge H. Meza, quien coordina el Grupo de Protección, que se encarga de tramitar los pedidos de medidas cautelares.

Ese órgano internacional tiene pendiente de resolución dos medidas cautelares presentadas por organismos de derechos humanos en favor de la dirigente de la Tupac Amaru: una de ellas reclama la libertad de Sala y la otra denuncia sus condiciones de detención. Por la segunda de ellas, la CIDH aceptó visitar la cárcel, según se indicó.

Durante el 162° período de sesiones extraordinarias del organismo, celebrado a fines de mayo pasado en Argentina, el titular de la CIDH y relator para Argentina ya había confirmado que aceptarían la invitación del gobierno argentino de viajar a la provincia para ver personalmente las condiciones en que se encuentra la dirigente jujeña detenida.