martes 18 de febrero del 2020

   

Ahora

La crisis económica y la pobreza, ejes de la charla del Papa con Alberto

 

El presidente Alberto Fernández aseguró hoy que, en el encuentro a solas con el papa Francisco que compartió hoy en el Vaticano durante 44 minutos, le pidió «ayuda en el tema de la deuda» y que hará «todo lo que pueda», y sostuvo que con el Sumo Pontífice comparte «la obsesión de terminar con las disputas entre los argentinos».

«El Papa ya nos está ayudando mucho, pero no necesariamente tiene que estar mostrando lo que ayuda. Yo valoro mucho la ayuda del Papa porque es un argentino preocupado por su patria», destacó el mandatario consultado sobre la posición de Jorge Bergoglio de cara a la situación social y económica del país, en una conferencia de prensa que brindó tras la reunión en la residencia de la embajada argentina ante la Santa Sede.

«Estoy seguro que va a hacer lo que pueda hacer para ayudarnos», remarcó el jefe de Estado sobre la conversación que mantuvo esta mañana con el papa Francisco en la Biblioteca del Palacio Apostólico del Vaticano.

En este marco, detalló que con el Papa comparten «la obsesión de terminar con las disputas entre argentinos» y los dos están de acuerdo «en que la Argentina tiene que terminar sus tiempos de disputa».

El Vaticano indicó a través de un comunicado que durante la reunión «se examinó la situación del país, con especial referencia a algunos problemas como la crisis económico-financiera, la lucha contra la pobreza, la corrupción y el narcotráfico, la promoción social y la protección de la vida desde su concepción”

Y agregó: “En este contexto, se señaló la importante contribución de la Iglesia Católica en favor de toda la sociedad argentina, especialmente de los sectores más vulnerables de la población”.

“Sucesivamente en la conversación se abordaron también temas de interés común en ámbito regional”, concluye el comunicado.

Fernández destacó que el pontífice «ya está ayudando a la Argentina y lo va a seguir haciendo porque quiere mucho a su país».

«Tuvimos una reunión que a mi juicio fue muy grata, más que grata; siempre ver al papa Francisco es para mi muy reconfortante. Me parece un pastor de la Iglesia enorme y un líder moral inmenso. Me pone muy contento haber podido hablar con él como hablamos», planteó Fernández en conferencia de prensa tras la reunión.

En las declaraciones, el mandatario planteó que el pontífice «sabe que siempre lo invito» a visitar el país «y siempre quiero que vaya pero no quiero que se sienta presionado ni sienta ninguna imposición de mi parte».

«Creo que los argentinos perdemos noción de lo que es el Papa. Es argentino pero esta mucho mas alla de los argentinos, no quiero que lo disputemos el Papa en los ultimos años entró en un terreno de disputa de ver de quien es el Papa, y el Papa es de la humanidad, no es de ningun sector de la Argentina», agregó el presidente.

 

Sobre Pulse

Llega un nuevo modo de leer las noticias en Internet. Sumate a Diario Pulse.

Suscripción

Newsletter