lunes 23 de octubre del 2017

   

Ahora

La estrategia del Gobierno: disimular el tarifazo en el gas en plena campaña por las elecciones legislativas

 

El Gobierno nacional ordenó a las distribuidoras de gas de todo el país dividir el pago de las facturas hasta en 4 cuotas, en una estrategia del oficialismo para esconder el tarifazo en plena campaña por las elecciones legislativas.

Una resolución del ministerio de Energía dispuso que las facturas que se emitan entre el 25 de agosto y hasta el 31 de octubre tendrán un “diferimiento en el pago del 50 por ciento”. Esas boletas incluyen los consumos en el que se concentra la mayor demanda anual de gas.

Es decir, que previo a las elecciones, los usuarios pagarán la mitad de la factura correspondiente. En el otro bimestre va a llegar la otra mitad y se va a pegar con la próxima.

Una vez depositado el voto en las urnas, los usuarios deberán pagar el 50 por ciento que les quedó pendiente.

“El costo financiero que suponga para las distribuidoras postergar pagos a transportistas y productoras de gas, a raíz de los menores ingresos que perciban, será afrontado por el Estado Nacional”, alertó Página12.

Una fuente oficial del Ente Nacional Regulador del Gas (Enargas) explicó que la medida responda a que “la población aún no alcanzó a modificar sus parámetros de consumo”.

En la práctica, para las empresas, se tratará de una nota de crédito por el 50 por ciento de la facturación que las distribuidoras no podrán cobrar en los meses de setiembre y octubre y que deberán diferir para los últimos dos meses del año.