sábado 20 de julio del 2019

   

Ahora

La fábrica de galletitas Tía Maruca, en la cornisa: peligran 400 empleos

 

Otra empresa tambalea en la cuerda floja. Tía Maruca, la popular productora de galletitas y bizcochos, se encuentra jaqueada por la caída de las ventas y un alto endeudamiento que la deja al borde del concurso de acreedores. La situación de la compañía es crítica: 400 trabajadores de su planta, ubicada en San Juan, cobran sus salarios atrasados y temen por su continuidad laboral.

En 2017 la compañía invirtió U$S5 millones y compró una planta de PepsiCo en San Juan que estaba a punto de cerrar y mantuvo a sus 400 trabajadores que estaban al borde del despido.

Ahora, dos años después Tía Maruca se encuentra en la cornisa. Presenta una deuda bancaria de unos 133 millones de pesos y más de 500 cheques rechazados por otros 128 millones de pesos, según los registros del Banco Central difundidos por Ámbito Financiero.

Las causas de la crisis no son ajenas a la realidad del país. La inflación, la devaluación, la suba de las materias primas y de los servicios, junto con la presión fiscal, erosionaron las cuentas de la compañía que no puede trasladar esos aumentos a los precios de sus productos al público porque la fuerte pérdida del poder adquisitivo de los consumidores.

Alejandro Ripani, dueño de la empresa, explicó a Bae Negocios que la situación que atraviesa Tía Maruca fue provocada por un combo fatal. “Aumento de insumos, suba de los servicios, haber confiado en un modelo económico con tasas ed 13% que hoy están a 80% y las rigurosas condiciones de ARBA y AFIP, es muy difícil todo”, dijo.

A taíz de este panorama, la compañía -además de un alto endeudamiento- se encuentra atrasada en el pago de los salarios y adeuda los aguinaldos a sus trabajadores.

 

Sobre Pulse

Llega un nuevo modo de leer las noticias en Internet. Sumate a Diario Pulse.

Suscripción

Newsletter