jueves 14 de diciembre del 2017

   

Ahora

 

La llamada a los gritos de Macri: “Me resultaba inexplicable y casi increíble”, dijo Cristina

 

“En un momento tuve que que recordarle que más allá de nuestras investiduras, el era un hombre y yo una mujer y que no corresponde que me tratara de esa forma”, sostuvo Cristina Kirchner sobre el trato que recibió del presidente electo, Mauricio Macri, quien le habló a los gritos por la organización del traspaso de la banda y bastón presidencial.

“Me pasan el celu y el presidente electo comenzó con un elevado tono de voz a exigirme que debía entregarle bastón y banda presidenciales en la Casa Rosada porque era ´su ceremonia´ y que si no lo hacía como él decía ¡la Corte Suprema de Justicia de La Nación! le iba a entregar los atributos, porque ya habían consultado”, reveló la Presidenta

“Debo confesar que me sorprendió la exaltada –eufemismo de gritos- verborragia de presidente electo. Cuando logré que me dejara hablar –debe parecerles raro- pero quien hablaba del otro lado del teléfono parecía otra persona totalmente distinta a la que aparece en los medios e inclusive con la que he tenido algunas charlas. A tal punto que en un momento tuve que que recordarle que más allá de nuestras investiduras, el era un hombre y yo una mujer y que no corresponde que me tratara de esa forma”, continuó la mandataria.

En su página web, la Presidenta contó: “Cuando pude hablar intente explicarle lo dispuesto por la Constitución Nacional en sus arts. 91 y 93. Pero que más allá de lo dispuesto por la CN el acto de trasmisión de mando, por simple comprensión de texto exige la presencia de 2 personas: la que entrega el mando y la que lo recibe”.

“Que no se trata de una ceremonia de nadie en particular, sino de un acto institucional, de un estado democrático y republicano en general. Que debe hacerse en el Congreso (art 93 CN) porque hasta que no preste juramento ante la Asamblea Legislativa no es presidente y que ni bien eso ocurra se le debe entregar en forma inmediata los atributos del Poder Ejecutivo. Y quien lo tiene que hacer es la que ha dejado de ser Presidenta en ese mismo instante o sea la que suscribe”.

“El presidente electo siguió gritando y diciendo que no es así, que lo tengo que esperar en la Casa Rosada después de que el jure y hable en el Congreso y allí entregarle el bastón y la banda. Traté de explicarle que después que el jure yo ya no soy más Presidenta y que por eso tengo que entregarle banda y bastón ni bien él termine de jurar en forma simultánea, y es ahí cuando me dice, muy enojado, que yo lo tengo que acompañar -y me vuelve a repetir- porque es ´su ceremonia´”.

Y agregó: “Bueno ahí pensé hasta acá llegó mi amor y le recuerdo 3 cosas: la 1ra, que no soy su acompañante. La 2da, que el 10/12 no es su fiesta de cumpleaños sino el día que asume como Presidente de todos los argentinos en un sistema democrático al que hay que respetar y que su símbolo mayor es la Asamblea Legislativa donde jura como Presidente y donde quien termina su período le entrega el mando”.

“La 3ra, que no pienso seguir tolerando en silencio, como hasta ahora, el maltrato personal y público que viene dispensando desde el mismo día en que lo invite a Olivos luego de felicitarlo por su triunfo. Ni tampoco las mentiras que se siguen propalando merced a una impunidad mediática nunca antes vista“.

La presidenta hizo su descargo. “Lo he recibido con todo respeto e inclusive fui yo quien dije, como una opinión personal que el Presidente Provisional de Senado tenía que ser alguien de su partido, por la línea sucesoria y que pese a que la bancada del FPV tiene a partir del 10/12 mayoría absoluta de 41 senadores nuestro espacio iba a votar a quien el propusiera como pte provisional como una clara señal de gobernabilidad democrática. Es más me atreví a sugerirle que fuera Federico Pinedo, que además de ser un hombre de diálogo y un caballero iba a ayudar a la vicepresidenta electa a superar la dificultad objetiva de su salud para estar al frente de sesiones maratónicas como las que se suelen llevar a cabo con mucha frecuencia en el Parlamento”.

“También le dije que íbamos a votar como Presidente de Diputados a un miembro de su partido, por ser 3ro en la línea sucesoria, también por la gobernabilidad. Tal como se lo dije ambas cosas sucedieron, se llevaron a cabo las ceremonias de juramentos de senadores y diputados y autoridades de ambas cámaras, con total ejemplaridad”, cerró.

Sobre Pulse

Llega un nuevo modo de leer las noticias en Internet. Sumate a Diario Pulse.

Suscripción

Newsletter