martes 26 de septiembre del 2017

   

Ahora

La producción de YPF en Vaca Muerta supera los 50.000 barriles diarios

 

El presidente y CEO de YPF, Miguel Galuccio, anunció hoy que la petrolera nacional ya superó los 50.000 barriles de crudo diarios en Vaca Muerta, un umbral que la compañía se había trazado para este año y que se logró a través de los más de 450 pozos en shale que la firma explota en la actualidad en esa cuenca neuquina.

Al participar hoy en la jornada de cierre de la Exposición de Gas y Petróleo, que se llevó a cabo en el predio de La Rural, Galuccio dijo que “es un hito para la Argentina y para la compañía que nos permite poner al país como el de mayor potencial de desarrollo de shale después de los Estados Unidos”.

En ese marco, el CEO de YPF -al realizar un balance de los tres años de gestión al frente de la empresa- sostuvo que se “alcanzaron logros muy importantes como haber pasado de los 2.000 millones de dólares de inversión en 2011 a los 6.000 millones con los que terminaremos 2015, lo que se tradujo en aumento de inversión en equipos de perforación y en la tecnificación de nuestras refinerías”.

Por su parte, en refinación y producción de lubricantes la inversión trepó a 2.800 millones de dólares.

El balance permitió destacar que respecto de 2011, YPF cuenta con un 200 por ciento más de equipos en funcionamiento, para la producción de 45 millones de metros cúbicos de gas que la convierte en el primer productor de Argentina -un 34 por ciento más que 2011-, y un 10 por ciento más en petróleo, con un total de 250.000 barriles de crudo diarios.

Galuccio también subrayó que la empresa alcanzó el 163 por ciento de factor de reemplazo de reservas- el más grande que la compañía tuvo en sus historia-, y que está concluyendo en La Plata la obra más importante que le permitirá en 2016 tener mayor capacidad de refinación, y que contribuirá a procesar un 9 por ciento más de crudo que hace 3 años.

“Los resultados financieros también nos han acompañado”, aseveró Galuccio al anunciar que para 2015 se espera una utilidad operativa de 5200 millones de dólares, lo que representa un 56 por ciento más que en 2014.

En su presentación ante el auditorio principal de La Rural, que se encontraba colmado, el directivo precisó que la visión del futuro energético de la empresa reconoce “tres pilares fundamentales de crecimiento: los campos maduros, el no convencional en shale y tight y un eje potencial pero que despierta una esperanza de futuro que es el off shore”.

Respecto a la perspectiva de desarrollo en los campos maduros, Galuccio destacó que la empresa tiene el 74 por ciento de la producción de campos con más de 20 años, y el objetivo “no está en enfocarse en hacer mayores cosas en la explotación secundaria y terciaria de los pozos” con proyectos pilotos que “de ser exitosos significaría una producción impresionante para el país”.

Al abordar el potencial del off shore, Gaulccio entendió que “el talud continental tiene un gran potencial pero donde tenemos muy escasa información sísmica y nula exploración, para lo cual el desafío es tener estudios y prospectar para en dos o tres años para lograr una exploración exitosa”.

Un tramo especial de su exposición estuvo dedicado al trabajo que la empresa está haciendo en los recursos no convencionales y destacó lo realizado en los últimos dos años con sus socios petroleros Chevron, Petrobas y Dow Quimical.

En ese marco destacó “la necesidad de contar con nuevos actores que puedan aportar su grano de arena para cumplir los desafíos que representa este tipo de recursos”.

En este punto, planteó que “hay una curva de aprendizaje marcada, pero lo más importante es que hoy tenemos un súper pozo en el shale que se llama Loma Campana 992 que produce 1.630 barriles de producción inicial por día, como no hemos visto otro igual en la Argentina que demandó 28 etapas de fractura a un costo de 19 millones de dólares”.

El CEO de YPF también reiteró que para la empresa “otro objetivo fundamental, es la producción de gas” y resaltó el trabajo en ese sentido al pasar de un pozo perforado en 2011 a los actuales 150 con un aporte del 15 por ciento que proviene de los recursos no convencionales y que tiene como objetivo crecer al 50 por ciento del total en 2020.