lunes 19 de agosto del 2019

   

Ahora

La salud, cada vez más complicada: la venta de medicamentos cayó un 12% en mayo

 

La crisis obliga a las familias a achicar gastos en todos los rubros. Incluso, en esos que son una cuestión de salud, como los remedios cuyas ventas tuvieron una caída del 12% en mayo.

La baja de ventas de medicamenteos se explica, en parte por los fuertes aumentos que tuvieron en lo que va del año: subieron un 33%, muy por encima de la inflación para el mismo período.

El secretario general del Sindicato Argentino de Farmacéuticos y Bioquímicos, Marcelo Peretta, explicó a Infobae que el descenso de las compras de 12% en mayo abarca además de las farmacias, a las instituciones hospitalarias. “Contabilizando todas las compras a nivel nacional, existen 3 millones de recetas caídas (que no llegaron a usarse) y US$600 millones menos de facturación, todo en 2018”, sostuvo.

La tendencia no es nueva. Ya el año pasado se registró una fuerte retracción en el sector: en 2018 las ventas cayeron un 8% con respecto al año anterior. Es decir, que ocho de cada cien recetas no se usaron porque la gente no podía pagar el valor de los remedios.

“Los aumentos de medicamentos en los últimos tres años llegan al 340%, contra un 158% de inflación”, afirmó Peretta. Si se comparan los valores de los medicamentos entre diciembre de 2015 y enero de 2019, las cifras son alarmantes: los analgésicos subieron un 733%; ansiolíticos, 705%; antiácidos, 686%; antihipertensivos, 658%; vitamínicos, 642%; y antibióticos, 406%.

El Colegio Oficial de Farmacéuticos y Bioquímicos de la Capital Federal expresó en forma reciente que “los farmacéuticos hemos manifestado nuestra preocupación, ya que se podría producir la interrupción de tratamientos de enfermedades crónicas por parte de los pacientes, por dificultades de acceso a los medicamentos por razones económicas”.

El secretario general del sindicato analizó que “la irracionalidad de los precios es un grave problema de salud pública”. “Todo quedó librado al mercado y los grandes laboratorios aumentan lo que quieren. Nadie los controla”, sostuvo. Como consecuencia de la recesión económica que provoca una menor compra de medicación, “se agravan los problemas de salud, con un aumento de la mortalidad y obviamente un aumento de las consultas, las internaciones”, añadió Peretta.

 

Sobre Pulse

Llega un nuevo modo de leer las noticias en Internet. Sumate a Diario Pulse.

Suscripción

Newsletter