martes 28 de marzo del 2017

   

Ahora

La Secretaría de DD.HH buscó despegarse sin mencionar al jefe de la Aduana

 

La Secretaría de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural de la Nación aseguró que las opiniones del director de la Aduana, José Gómez Centurión, en relación a la última dictadura cívico militar “son a título personal” y “no representan el pensamiento del gobierno”.

“En virtud de algunas declaraciones sobre lo sucedido durante la última dictadura militar y ante consultas periodísticas al respecto, la Secretaría de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural aclara que esas opiniones son a título personal, arranca un comunicado del organismo que curiosamente se cuida de no nombra en ningún momento a Gómez Centurión.

Asegura luego que dichas declaraciones “no son compartidas desde ningún punto de vista y no pueden ser tomadas como representativas del pensamiento del gobierno”.

“Tampoco nos parece acertado discutir la verdad de los números, porque no mitigan la dimensión de la tragedia. 30 mil desaparecidos es un emblema social y como tal, resulta indiscutible”, añade la Secretaría.

Gómez Centurión afirmó que la última dictadura “no fue un plan sistemático para desaparecer personas, ni un genocidio”, y que “no fueron 30 mil los detenidos desaparecidos sino 8.000”.

“En términos históricos, no es lo mismo 8.000 verdades contra 22.000 mentiras”, aseguró el funcionario macrista.

En tal sentido la Secretaría de Derechos Humanos señala que “el Estado como institución suprema debe siempre cuidar y proteger a sus ciudadanos” y que ya “en 1983, los argentinos le dijimos Nunca Más a todo aquel horror que costó miles de vidas e interrumpió el orden constitucional vigente”.

“Tal como quedó demostrado por la acción de la CONADEP y los juicios a las juntas, con el terrorismo de Estado instalado desde las cúpulas militares se sostuvo un plan sistemático de desaparición de personas, robos de bebes, asesinatos, expoliaciones y detenciones arbitrarias”, añade el comunicado.