jueves 23 de noviembre del 2017

   

Ahora

 

La UOM de Tierra del Fuego denunció extorsión del Gobierno: “Nos hicieron dunga dunga”

 

El secretario general de la UOM de Río Grande, Oscar Martínez, denunció extorsión del Gobierno nacional para congelar las paritarias durante dos años en el marco del acuerdo del Gobierno con Tierra del Fuego y el gremio para hacer gradual la baja impositiva a electrónicos importados.

“Los trabajadores metalúrgicos de Tierra del Fuego fuimos víctimas de una extorsión por parte del Gobierno Nacional en su ambición de modificar las actuales condiciones y quitarle la protección arancelaria a la producción en la isla”, lanzó Martínez.

En el programa radial Mañana Sylvestre señaló que “hemos sido presionados incluso con la posibilidad de la reducción del 30% de nuestros ingresos actuales”.

A partir del año próximo, la alícuota bajará del 17 al 10,5 por ciento y se continuará bajando hasta llegar a un 2 por ciento en 2023.

El dirigente de la UOM alertó que con los cambios impositivos impulsados por el Gobierno “se ponen en riesgo los más de 10 mil puestos de trabajo directos en el sector, que suman un número similar o mayor de indirectos y que hace que alrededor del 60% del empleo privado tenga ese origen y esa fuente de financiamiento o de ocupación”.

“El anuncio del Gobierno nacional de modificar las proyecciones arancelarias que existían en la producción de Tierra del Fuego, llevarlas del 17 por ciento al cero y permitir así el ingreso indiscriminado de la importación, hacía que la totalidad de las fábricas de Río Grande tuvieron el riesgo de cerrar en cuatro meses. Esto nos condenaba a la desocupación y a abandonar Tierra del Fuego en muchos de los casos porque no hay alternativas laborales. Encabezamos los niveles de desocupación a nivel país”.

Y agregó: “En nuestro sector se perdieron 3.000 puestos de trabajo desde 2015 a la fecha. Este es el panorama”.

Consultado sobre la reacción de la gobernadora fueguina Rosana Bertone en defensa de los trabajadores señaló que “fue bastante obsecuente de la política del Gobierno. Ante los anuncios del Presidente fue una de las más fervientes animadoras. En estas circunstancias hizo una convocatoria amplia para tratar defender los puestos de trabajo y accedió a cuestiones sobre la recaudación de la provincia que va a afectar la salud y educación, servicios a los habitantes. También fue víctima de la presión”.

Así las cosas, los sueldos de los trabajadores se mantendrán congelados hasta 2020 siendo la variable del ajuste de las reformas del Presidente. “Nuestro esfuerzo no tiene precedentes en esta economía inflacionaria. Vamos a tener una pérdida del poder adquisitivo, un golpe durísimo”.

“No nos dejaron alternativas ante las amenazas de despidos. Es como el chiste del prisionero que le dicen que lo van a matar si no acepta el dunga-dunga y bueno, tuvimos que aceptar el dunga-dunga. Ha sido una extorsión a todas luces”, finalizó Martínez.

Sobre Pulse

Llega un nuevo modo de leer las noticias en Internet. Sumate a Diario Pulse.

Suscripción

Newsletter