lunes 14 de octubre del 2019

   

Ahora

Lacunza ya habló con el FMI y apuntó contra la oposición

 

Hernán Lacunza asumió este martes como nuevo ministro de Hacienda de la Nación, en reemplazo de Nicolás Dujovne, quien dejó su cargo el sábado pasado en medio de la crisis económica. En su primera conferencia con nuevo cargo, aseguró que «más importante de lo que pueda hacer el Gobierno, es lo que puede estar diciendo la oposición», en un intento por responsabilizar a candidatos de otras fuerzas por la crisis económica.

«La importancia de su posición en la opinión pública es obviamente directamente proporcional a su chance de triunfo electoral», sostuvo durante su exposición en el Palacio de Hacienda.

Lacunza informó que el objetivo central de su gestión será mantener «la estabilidad del tipo de cambio».

«El tipo de cambio está por encima de su valor de equilibrio. Para decirlo en criollo y como lo ha manifestado el candidato que más votos sacó en la Primarias, no hace falta un tipo de cambio más alto. Cualquier presión alcista no obedece a fundamentos a reales», planteó.

En este sentido, dijo que “el Banco Central usará todas las herramientas necesarias para que el tipo de cambio no abandone el rango de precios en el que se movió la semana pasada, evitando una excesiva volatilidad que genere incertidumbre sobre los inversores y los ahorristas”.

No hubo mensajes concreto para la economía real, para las pymes, para la industria o para el ciudadano de a pie.

El dato más importante fue la mención sobre su contacto con las autoridades Fondo Monetario Internacional por las medidas anunciadas la semana pasada. Dijo que no afectan “las pautas fiscales establecidas en el marco del acuerdo con el FMI”.

“Me comuniqué con las autoridades del Fondo y estarán haciendo su visita para la revisión», señaló el flamante ministro. “No hay una escisión entre lo que llamamos los mercados y el bienestar de los argentinos”.

A dos meses de las elecciones, Lacunza aseguró que su gestión apunta a “legar al próximo mandato –sea quien sea- el punto de partida del próximo mandatario tenga una plataforma robusta para poder recuperar el crecimiento”.

Anticipó también que en los próximos días se reunirá con «los referentes económicos de todos los espacios políticos» que participarán de las elecciones generales del 27 de octubre.

Para Lacunza, la maxi-devaluación de la semana pasada «no pone en riesgo a las metas fiscales» de este año y garantizó que en agosto «va a haber superávit fiscal».

El presidente Mauricio Macri le tomó juramento más temprano en el Salón Blanco de la Casa Rosada, que estuvo colmado por funcionarios nacionales y contó con la presencia de la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal, en señal de respaldo para quien hasta el sábado pasado fue su ministro de Economía.

La provincia de Buenos Aires bajo la gestión Lacunza fue el segundo mayor emisor de deuda en moneda local en toda la región, por delante de Chile y República Dominicana.

 

Sobre Pulse

Llega un nuevo modo de leer las noticias en Internet. Sumate a Diario Pulse.

Suscripción

Newsletter