domingo 21 de octubre del 2018

   

Ahora

La frase de la jefa del FMI que nadie creyó y generó risas

 

Crédito: @aleberco

La titular del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, brindó una conferencia junto al ministro de Hacienda, Nicolás Dujvone, en la Universidad Di Tella y elogió las “reformas” realizadas por Cambiemos.

La jefa del organismo habló del proteccionismo de los países y de los riesgos por la suba de tasa de interés de Estados Unidos. “La reducción del comercio no va a ayudar con el crecimiento, ni erradicar la pobreza, tampoco a reducir el costo de vida para los sectores de menores ingresos”, aseguró en un diálogo sin contrapuntos.

La charla tomaba un rumbo previsible, hasta que una frase de la titular del FMI lo cambió todo.

“Tenemos un Fondo Monetario Internacional muy diferente”, dijo Lagarde en español tras instalar la idea de que el organismo se preocupa ahora por la desigualdad. Ni bien terminó de decirlo, el auditorio no pudo contener las risas.

Hasta el propio moderador del Di Tella vaticinó que su comentario iba a la tapa de los diarios. Lagarde apenas hizo una mueca, bajó la mirada. Y sonrió.

Durante su exposición, la titular del Fondo elogió abiertamente a Mauricio Macri. “Esto no es gradualismo. Nosotros vemos al Gobierno atacando los problemas que hay que atacar. Algún economista ortodoxo dirá que es mejor más rápido, pero reducir el déficit gradualmente es todo un logro”.

Lagarde se reunirá mañana con el Presidente en el medio de fuertes rumores por un préstamo millonario al Gobierno que selle definitivamente el regreso de la Argentina al FMI, aunque en la práctica ya se da con el monitoreo de las cuentas públicas.

“No estoy acá para negociar ningún programa. No estoy en el negocio de prestar. Argentina no lo necesita”, aseguró.

Los préstamos del FMI traen un fuerte condicionamiento a los países tomadores de esa deuda, ya que al compromiso financiero de devolver el dinero los Estados suelen acceder a ominosas condiciones para su economía como las de apertura financiera, restricción de derechos laborales y ajuste fiscal a los sectores más desfavorecidos.

En la evaluación del año pasado, el FMI pidió modificar la fórmula de actualización a los jubilados, que luego el gobierno de Mauricio Macri concretó.

La modificación de la ley de movilidad implicó una reducción en torno de los $ 100.000 millones en la partida de Seguridad Social para 2018.

Ahora el Fondo pidió al Gobierno acelerar el ajuste fiscal, con una rebaja en salarios, jubilaciones y planes sociales.

“Es esencial reducir los gastos del gobierno, especialmente en áreas donde ha aumentado muy rápidamente en los últimos años, especialmente salarios, jubilaciones y transferencias sociales”, sostuvo el informe del artículo IV. Las (viejas) recetas del organismo son cumplidas a rajatabla por la administración Macri.

El organismo pidió finalmente ir a fondo con la apertura de importaciones, una política que está destruyendo a las pymes nacionales. “Sería necesario acelerar la reducción de los aranceles de importación, eliminar la mayoría de los permisos de importación, retirar los obstáculos a la inversión y la entrada de empresas al mercado”.

 

Sobre Pulse

Llega un nuevo modo de leer las noticias en Internet. Sumate a Diario Pulse.

Suscripción

Newsletter