sábado 25 de noviembre del 2017

   

Ahora

 

Larreta no descartó que Macri privatice Aerolíneas Argentinas si fuera presidente

La entrevista prometía ser amigable. El conductor de Animales Sueltos, Alejandro Fantino, sentó en su programa a Horacio Rodríguez Larreta y a Diego Santilli. Los invitados se mostraron distendidos y publicitaron la gestión PRO sin sobresaltos. El clima era el ideal para los candidatos, a semanas de la elección a jefe de gobierno de la Ciudad. Todo venía bien. Hasta que una simple mención sobre el futuro de Aerolíneas Argentinas los puso en aprietos al no poder descartar de plano una privatización de la línea de bandera en caso de que Mauricio Macri llegue a la presidencia.

Primera evasiva. Fantino recordó la declaración de Macri en la que promete privatizar la empresa. Larreta hace una gambeta: “La discusión no es si Aerolíneas es pública o privada, sino que funcione bien”.

Segunda evasiva. “A ver muchachos, concéntrense en lo que están diciendo porque están en vivo”, advirtió el conductor a sus invitados y volvió sobre la cuestión. “Ustedes no me tiran a la basura la posibilidad de que privaticen Aerolíneas”. Larreta patea la pelota afuera: “Lo importante no es esa pregunta, perdoname. Lo importante es que funcione bien”.

Tercera evasiva. “¿Privatizarías Aerolíneas?”, replicó Fantino a Santilli. “Lo que nosotros dijimos es que vamos a trabajar caso por caso”, arrancó el candidato a vicejefe de gobierno del PRO y optó por hablar sobre “mirar la argentina hacia adelante” y “la argentina que te haga ser líder en tus espacios”. Luego pidió que la empresa “conecte todo el país”. En rigor, desde que el Estado retomó el control de la empresa, Aerolíneas alcanzó el objetivo de llegar a todas las provincias y la conexión total del país.

Cuarta evasiva. El conductor de Animales Sueltos pide otra vez a los candidatos del PRO una definición sobre Aerolíneas. “Yo los entiendo y suena hermoso escucharlos. Pero la pregunta que les hago conlleva a una respuesta muy simple. Tal vez no me la quieran dar o no me la pueden dar y me dicen ‘mirá Ale, no estamos en condiciones de responder eso ahora’. Es simple. Si vos me preguntas a mi, yo quiero una aerolínea pública, no una privatizada. No se me pasa por la cabeza una aerolínea privatizada. Ustedes no me lo desestiman a eso”. Larreta se limitó a responder: “Si estatal significa como funciona hoy, donde todos los argentinos tienen que poner una fortuna de plata para sostenerla, esa no es una aerolínea que yo quiero”.

Quinta evasiva. Ante las piruetas discursivas, Fantino aconsejó a los candidatos PRO que se animen a rechazar sin medias tintas una privatización de Aerolíneas: “En el lugar de ustedes, yo me la juego ahora y digo ‘no hay que privatizar Aerolíneas, tiene que ser del Estado y tiene que ser eficiente pero te desestimo toda posibilidad de privatizarla’”. La reacción de Larreta comprobó aquella regla de una imagen vale más que mil palabras. Su rostro se transformó y abriendo sus manos, no avaló esa declaración.

La entrevista siguió con sus opiniones sobre la economía del país, el factor Massa, la seguridad en la Ciudad y otros tópicos. “Lo único que me asustó de esta noche es que no me desestimen la posibilidad de que privaticen Aerolíneas”, concluyó Fantino tras cinco evasivas de los referentes del PRO. Y las dudas sobrevolaron en el estudio. En la audiencia también.

Sobre Pulse

Llega un nuevo modo de leer las noticias en Internet. Sumate a Diario Pulse.

Suscripción

Newsletter