martes 22 de agosto del 2017

   

Ahora

Larroque presentó en Diputados proyecto en repudio a la represión de trabajadores bancarios

  • Crédito: Foto Sur

El diputado nacional del FPV-PJ Andrés Larroque presentó ante la Cámara de diputados de la Nación un proyecto de resolución en repudio a la represión ejercida por las fuerzas de seguridad a la protesta del gremio La Bancaria del pasado 1 de marzo en reclamo de los despidos de trabajadores en el Banco Central.

El proyecto presentado, es acompañado por el jefe de bloque FPV-PJ Héctor Recalde, por el vicejefe de bloque Luis Basterra y por los diputados nacionales Julio De Vido, María Teresa García, Abel Furlán, Marcos Cleri y Rodrigo Rodríguez, entre otros.

En el documento, el diputado Larroque además de “expresar su más enérgico repudio y preocupación ante el accionar de las Fuerzas de Seguridad” exige “al Poder Ejecutivo Nacional a dar las explicaciones pertinentes y a iniciar las acciones que correspondan para determinar las responsabilidades en los hechos acaecidos”.

Entre los fundamentos, el secretario general de La Cámpora remarca la “preocupación ante este tipo de reacciones desmedidas por parte de las fuerzas de seguridad que, desgraciadamente, se han convertido en una constante que no está exenta de expresiones de aliento por parte de algunos sectores políticos y desde las autoridades del gobierno nacional”.

Asimismo, en el documento cuestiona el “Protocolo de Seguridad para manifestaciones públicas” anunciado recientemente por el Ministerio de Seguridad de la Nación, ya que “evidencia uno de los peores de los cambios en política social, que no conduce ni al dialogo ni a la negociación, sino que habilita de forma arbitraria e inmediata la aplicación de la fuerza ante el reclamo, ampliando las facultades policiales para reprimir y criminalizar la protesta social”.

“Lo más grave – indica el proyecto de resolución – es que este tipo de situaciones se da en el marco de una decisión política por parte de las autoridades nacionales de un intento de disciplinamiento de los trabajadores” ante el intento de implementación de “un modelo económico de ajuste y achicamiento del rol del estado” que “ataca de forma directa los intereses del pueblo”.

Para Larroque, “la intención política es clara y es lisa y llanamente la criminalización de la protesta poniendo el derecho a la circulación por encima de otros derechos constitucionales tales como el derecho a trabajar, la libertad de manifestar y de expresión”.

Por eso es que en el mismo, no sólo llama a “repudiar este accionar violento contra los trabajadores que reclaman ante los despidos masivos e indiscriminados” sino a su vez, reclama que “las autoridades involucradas reviertan estas medidas y se dirijan a este cuerpo con las explicaciones del caso”.