sábado 21 de octubre del 2017

   

Ahora

Las ballenas francas ya se dejan ver en la Península de Valdés

 

Las primeras ballenas franca austral de la temporada ya se pueden divisar desde la Rambla de la ciudad chubutense de Puerto Madryn, arribo que cada año se adelanta más y la visita se extiende hasta entrado el mes de diciembre.

Con los cetáceos también se agregaron distintas formas de acercarse a conocerlos desde las playas de la zona, incluso Madryn o El Doradillo, con los gomones o catamaranes que salen desde Puerto Pirámides, y hasta por abajo del agua con el Yellow Submarine, un semisumergible único en el mundo que hizo sus primeras excursiones en las vacaciones de invierno del 2014.

El buque es de fabricación argentina, construido en acero naval y semisumergible, lo que permite a los pasajeros observar a las ballenas -y también a los lobos marinos- tanto en superficie, desde la cubierta superior, como desde la cabina submarina, a través de las 40 ventanas que tiene bajo el nivel del agua.

Entre junio y diciembre, miles de turistas nacionales y extranjeros llegan a Puerto Madryn para ver a los “Gigantes de Valdés”, conocidos así por ser los mamíferos más grandes del mundo: un macho promedio mide unos 15 metros de largo y pesa alrededor de 50 toneladas.