viernes 22 de septiembre del 2017

   

Ahora

Lavagna: “Este modelo económico lo tuvimos con los militares y en los 90”

 

El ex ministro de Economía Roberto Lavagna dijo hoy que el modelo económico del macrismo “lo hemos tenido con los militares y en los 90” y advirtió que “endeudarse rápidamente es fácil” pero desendeudarse conlleva “muchísimo esfuerzo social”.

“Ya hemos tenido este modelo, lo hemos tenido con los militares, lo hemos tenido en los 90. Estas políticas no consiguen efectivamente dar resultados en términos de un modelo de desarrollo con equidad social. Esperemos que haya tiempo de rectificaciones. El punto hoy es que lentamente nos hemos ido deslizando hacia una política que ya vivimos”, dijo el economista.

El economista recordó que “como en los 70 y los 90, esa combinación de tasa de interés muy alta, falta de competitividad por tipo de cambio, masa salarial débil y buscar endeudamiento para tirar para adelante no termina generando lo que uno espera de un programa económico, que es aumento de la inversión, aumento de empleo y mejora de la masa salarial”.

Y apuntó a la política de endeudamiento del Gobierno. “No me gusta la permanente recurrencia al endeudamiento e incluso muchas veces para pagar gasto corriente. Desendeudarse cuesta muchísimo, creo que todos los argentinos recordamos lo que costó sacarse esa piedra que había quedado en 2001. Cuesta muchísimo esfuerzo social; en cambio aumentar la deuda muy rápidamente cuesta muy poco. Los que ganan con este dinero son muy flexibles cuando les conviene y después deja un efecto muy negativo”.

Además alertó que “por el momento no hay” brotes verdes en la economía”.

¿Para qué vamos a discutir qué etiqueta le ponemos?. Los datos están ahí, esta tasa de interés no permite la inversión y mucho menos a las pymes, esta falta de competitividad externa nos encierra más como economía y el número de argentinos en situación de pobreza, lejos de bajar, ha tendido a subir”, agregó en declaraciones a Radio La Red.

Finalmente, señaló que “2017 no debería ser peor que 2016, debería ser mejor, va a haber alguna tasa de crecimiento positiva, lo único que las cosas hay que ponerlas en su contexto; lo que se pueda crecer en 2017 va a ser para cubrir el bache que hubo en 2016, o sea el promedio es 0, y agregado a los cuatro años de no crecimiento del Gobierno anterior, Argentina va a tener seis años sin crecimiento”.

“Además, 2017 es un año electoral que siempre trae algunas políticas de corto plazo que aflojan algunas situaciones, así que podría ser mejor”, concluyó.