viernes 17 de agosto del 2018

   

Ahora

Con ayuda del Gobierno, las mineras buscan cambiar la ley de Glaciares

 

Foto: Farn Argentina

Empresarios mineros y provincias como San Juan, Catamarca y Mendoza, asesoradas por la Secretaría de Minería de la Nación, impulsan la modificación de la Ley de Glaciares para avanzar con proyectos del sector mientras las organizaciones ambientalistas advierten sobre el peligro de contaminación de las reservas de agua dulce.

El vicepresidente de la Cámara Argentina Empresarios Mineros (CAEM), Jaime Bergé, aseguró en diálogo con el diario La Nación, que la modificación debe permitir la preservación de los glaciares “importantes y los vinculados al paisaje” y “dejar que la actividad se desarrolle en los que no tienen ninguna trascendencia”.

Pidió modificar los artículos 2º, 6º y 7º de la ley, justamente los que incluyen el ambiente periglaciar como área a proteger y prohíben la minería en esa extensión.

Para los empresarios, no todo el ambiente periglaciar hace un aporte significativo de agua a los ríos que nacen en la cordillera.

Según la CAEM, la iniciativa de modificación tiene la aprobación del presidente Mauricio Macri mientras que desde la Secretaría de Minería, que encabeza Daniel Meilán, sostuvieron: “Hemos sido consultados sobre aspectos técnicos de la ley y hemos prestado colaboración”.

La estrategia del sector minero es poner el acento en las inversiones. Raúl Rodríguez, titular de la Cámara Mendocina de Empresarios Mineros señaló al matutino que hay 20 proyectos “parados”.

En septiembre del 2010 el Senado aprobó la Ley de Preservación de Glaciares y en febrero del 2011 se inició un inventario de todos los glaciares existentes en el país con el fin de avanzar en la reglamentación de la ley. Sin embargo, desde las organizaciones ambientales denuncian que no se incluyeron todas las superficies que contienen agua sólida.

Gonzalo Strano, coordinador de la campaña de glaciares de Greenpeace advirtió que “en la región andina central, La Rioja, San Juan, Mendoza y norte de Neuquén, los ríos solo se abastecen de precipitaciones níveas y cuando estas son escasas el flujo hídrico lo regulan los glaciares y ambientes periglaciares”

En tanto, Andrés Nápoli, director de la Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN), lo ejemplifica: “Los glaciares de escombro [tienen agua sólida en los poros de rocas] de San Juan tienen casi tres veces más agua que los embalses de Cuesta del Viento, Ullum y Caracoles juntos”.

Enrique Viale, presidente de la Asociación Argentina de Abogados Ambientalistas, concluyó: “Resultan inaceptables las maniobras del Gobierno Nacional para distorsionar la Ley de Glaciares a medida de las grandes transnacionales mineras. Ni siquiera se comprende qué hace el Ministerio de Energía y Minería interviniendo en la reglamentación de una norma de Protección Ambiental. No permitiremos que bastardeen la ley que protege algo tan elemental como son los lugares donde nace el agua de nuestro país”.

 

Sobre Pulse

Llega un nuevo modo de leer las noticias en Internet. Sumate a Diario Pulse.

Suscripción

Newsletter