martes 17 de octubre del 2017

   

Ahora

Libertad de expresión en jaque: una patota destrozó la redacción del diario Tiempo Argentino

Un grupo de 20 personas entró durante la madrugada de este lunes en la redacción del diario Tiempo Argentino y, luego de echar a los trabajadores que se encontraban en el edificio ubicado sobre la calle Amenábar 23, destruyeron documentación.

En conferencia de prensa, el presidente de la cooperativa de Tiempo, Javier Borelli, junto a delegados del Sipreba contó que “pudimos volver al edificio donde estamos trabajando y sacando el diario a la calle”, luego de que mediara la policía.

“Mariano Martínez Rojas ingresó a la medianoche a través de la puerta de Radio América, forzó una puerta y una vez aquí echó por la fuerza a tres compañeros”, contó Borelli.

Cuando llegó la Policía, Martínez Rojas mostró un supuesto contrato de alquiler. Al respecto, el delegado aclaró que “no hay contrato de alquiler vigente entre Martínez Rojas y los dueños del edificio”, indicó.

Durante el intento de desalojo, los encapuchados destruyeron el mobiliario y violentaron los sistemas de comunicación. “Los lugares más afectados fueron la oficina del sistemas, fueron a romper la conexión, cortaron los cables de red, además de otras roturas de vidrios y mobiliarios”, contó el titular de la cooperativa que fundaron los trabajadores. .

“El daño fue para poner trabas para que Tiempo pueda seguir saliendo”, señaló y contó que “estábamos por salir de manera web todos los días y esto nos complica y nos perjudica la salida de la edición en papel de todos los domingos.

Los periodistas de Tiempo, quienes no cobran sueldos desde diciembre, constituyeron una cooperativa para poder defender los puestos de trabajo. Desde el mes pasado, sacan una publicación todos los domingos, y ahora estaban a punto de sacar una página web para estar al aire con noticias todos los días.

Además, Borelli solicitó al Estado que garantice la seguridad de los trabajadores. “Los que estamos acá somos trabajadores con los derechos vulnerados por los patrones y el Estado. hoy pedimos que el Estado nos garantice la seguridad”, pidieron.