sábado 25 de noviembre del 2017

   

Ahora

 

Lifschitz es el nuevo gobernador de Santa Fe y Macri recibió una lección en matemáticas

 

“Nosotros también sabemos hacer mesas testigo. No son los únicos que saben matemáticas. Y nuestra matemática dice que tenemos 0,7% de ventaja”, Con estas palabras, Mauricio Macri festejaba con Miguel Del Sel una victoria que nunca fue. El PRO fue bochado en esa materia: el recuento definitivo de la elección de gobernador de Santa Fe confirmó el triunfo de Miguel Lifschitz y el socialismo retiene su único bastión territorial.

El candidato del Frente Progresista le sacó una diferencia de 1.776 a Del Sel, el hombre del PRO que había quedado en segundo lugar tras el primer conteo de sufragios.  El tercer lugar correspondió al candidato del Frente para la Victoria Omar Perotti.

La diferencia definitiva, informada por voceros del Tribunal Electoral, fue levemente más ajustada que la del escrutinio provisorio, que indicaba que el candidato socialista se había impuesto por 2.128 sufragios.

Desde Unión PRO no reconocieron la derrota y, en ese sentido, la diputada provincial Alejandra Vucasovich declaró que restan “muchas impugnaciones a contestar”.

“Nuestro escrutinio provisorio nos da que estamos ganando por poquito. Si no reconocen estos números vamos a ir a la Justicia”, añadió.

En tanto, el camarista Daniel Acosta, vocal del Tribunal Electoral, señaló que se trabajó “con normalidad, con un criterio de apertura de urnas muy amplio” y que se trató de un escrutinio “con aval jurídico”, por lo que “si alguien no quiere reconocer una derrota será una cuestión política”.

La nueva victoria del Frente Progresista supone además un duro golpe a las aspiraciones presidenciales de Mauricio Macri, quien esperaba robustecer sus posibilidades con un triunfo en el cuarto distrito electoral del país, con el 9 por ciento del padrón.

De hecho, los operadores del PRO dejaban trascender encuestas antes del 14 de junio que auguraban un cómodo triunfo de Del Sel, quien en las PASO había obtenido más votos que la sumatoria de Lifschitz y su rival interno, el radical Mario Barletta.

Y en cuanto a la coalición vencedora, de los resultados de hoy surge como dato insoslayable que no logra detener la merma de adhesiones que viene experimentando desde que gobierna la provincia en 2007.

En esas elecciones, el actual diputado Hermes Binner accedió a la gobernación con el 48,66 por ciento de los votos, superando al justicialista Rafael Bielsa por casi 10 puntos (38,79 por ciento).

Sobre Pulse

Llega un nuevo modo de leer las noticias en Internet. Sumate a Diario Pulse.

Suscripción

Newsletter