sábado 19 de agosto del 2017

   

Ahora

Convocatoria y respuesta de #TrabajadoresCCK contra los despidos de Lombardi

  • Foto: @ErikaSil_va

El titular del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos Hernán Lombardi, echó a 600 empleados del Centro Cultural Kirchner de los 710 que trabajan en esa institución.

La medida, explicó anoche Lombardi en su cuenta de Twitter, es porque los convenios con las universidades se realizaron “sin concursos”.

“Estos contratos involucraban al 85 por ciento de los designados que tenían su relación laboral triangulada con las Universidades“, detalló.

Desde las redes sociales dijo que “el 81 por ciento de las designaciones fueron efectuadas durante 2015”, año en que se puso en funcionamiento. “Funcionarios salientes firmaron irresponsablemente falsas renovaciones de contratos para 2016 que carecen de legalidad y legitimidad”, agregó.

Lombardi informó que el 15 por ciento restante de los contratos “serán renovados por entre uno y tres meses de acuerdo a la normativa emanada del Ministerio de Modernización”. Y adelantó que “cada caso será revisado por los nuevos responsables de la transición de cada área, evaluándose la pertinencia de su designación”.

El delegado gremial del Centro Cultural Kirchner, Nicolás Esperante, consideró hoy un “artilugio técnico para despedir a 500 personas” la no renovación del 85% de los contratos de los trabajadores, y aclaró que en su mayoría corresponden a personal que se ocupaba de los contenidos culturales del espacio.

La baja de los contratos fue comunicada por el ministro anoche desde su Twitter. Durante la jornada de ayer, prohibieron nuevamente el ingreso a trabajadores del Centro Cultural Kirchner como también a los delegados de la Asamblea permanente acompañados por dirigentes sindicales. En la puerta del Correo, se les volvió a negar la posibilidad de una reunión con las nuevas autoridades.

A través de su página oficial de Facebook, los trabajadores del CCK le respondieron al macrismo: “Nos enteramos por la cuenta de Twitter de Hernán Lombardi que estamos despedidos. Se ve que su diálogo y respeto x la gente cabe solo en 140 caracteres”, comienza su respuesta.

Y sigue: “El ministro dice que el 85% de los trabajadores entró en el 2015 al CCK. Queremos contarle que el CCK abrió en mayo de ese año (…) Según lo expresado por él, en diario La Nación, somos fieles a la gestión kirchnerista. ¿Cómo lo sabe si no nos conoce? No le interesó sentarse a conversar con nosotros”.

“Ningún trabajador es responsable de cómo fue contratado y no puede quedar estigmatizado por la identidad política de la gestión anterior”, remarca el comunicado de los trabajadores, que convocan a un acto para mañana a las 16 en la puerta de la calle Alem del CCK que, por decisión del gobierno nacional, permanecerá cerrado durante todo enero.

“Los esperamos el jueves, con el deseo ferviente e intacto de pasar este momento de incertidumbre para así poder seguir compartiendo cultura pública en el centro cultural más grande de Latinoamérica”.