sábado 23 de septiembre del 2017

   

Ahora

Los compañeros del secundario que mantienen viva la memoria de sus amigos desaparecidos

Por Eugenia Levin (*)

Cuando nos encontramos, 30 años después de que terminamos el secundario, nos reconocimos en cada anécdota, en cada recuerdo desde los pasillos del Colegio hasta los campamentos, en el nombre de los profesores, en las rateadas y los machetes, en esas casas de la adolescencia, en los primeros pasos de la militancia, en las Asambleas y en el centro de estudiantes.

Recorrimos los nombres de las listas de cada división, esa que cada uno conocía de memoria porque ahí se jugaba la suerte cuando el profesor te nombraba para pasar al frente a dar la lección del día.

Nos vimos en fotos amarillentas y llenas de polvo.

Nos escribimos miles de mails que fueron un libro.

Nuestra historia está llena de ausencias, la de los 17 compañeros del Nacional Buenos Aires, de la promoción 72, que no están, que fueron asesinados o desaparecidos. Es la presencia permanente de esa ausencia sofocante. Es el dolor inexplicable que se siente en los huesos, que está presente en cada uno cuando nos vemos.

Marcha24Marzo-5

A veces imagino una caricia en la cara, un beso rápido, a escondidas. Un café con las manos transpiradas, ojos llorosos, una despedida. Todas las imágenes se deshacen. Pero las miradas siguen ahí, inalterables en el tiempo.

Están presentes en nosotros como la última vez que los vimos.

Trato de pensar como sería este tiempo con ellos, con los que no están, sin duda, habría más abrazos, más besos, más risas, más lucha, más sueños, más llantos…

Están entre nosotros cada vez que nos juntamos, que cantamos, que gritamos que los Honramos, que los Homenajeamos, que no olvidamos ni perdonamos.

 

(*) Eugenia Levin desarrolla una intensa tarea como Directora de casting en producciones de cine nacional. Es una de las directoras de la obra “La marca en el orillo”, basada en la historia de Victoria Montenegro. Fue fundadora de “Teatro x la Identidad”.