miércoles 18 de septiembre del 2019

   

Ahora

Los precios, imparables: la carne aumentó 14% en febrero

 

La inflación no da tregua y los bolsillos de los argentinos no dan abasto. Los precios de la carne vacuna aumentaron en febrero un 14,8 por ciento con respecto a enero. La comparación interanual resulta mucho más impactante: los cortes de carne valen un 68 por ciento más que en el mismo mes de 2018.

Así se desprende del informe elaborado por el Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA), que relevó los precios en los mostradores durante la segunda semana de febrero.

Según el IPCVA, los precios de la carne subieron un 16,6% en febrero de 2019, con respecto a enero, en los puntos de venta que atienden en barrios de nivel socioeconómico alto. En los puntos de venta de nivel socioeconómico medio, los precios mostraron alzas del 12,9%. En tanto, las carnicerías y bocas de expendio que apuntan al nivel socioeconómico bajo los precios registraron subas superiores: +17,3%.

La carne de novillito subió un 12,6%; la carne de novillos un (+15,7%) y la de vaquillonas y terneras aumentaron un 15,3%). Las zonas con maypres aumentos fueron el norte y el sur del GBA, mientras que en Capital y el oeste del Conurbano los aumentos fueron más moderados.

Las mayores subas se dieron en las carnicerías (+17,4%), mientras que en los supermercados los incrementos fueron «apenas» (+6,8%). Según el estudio, cortes como el peceto valen cerca de $1,50 por kilogramo menos en los supermercados con respecto a las carnicerías, mientras que la colita de cuadril tiene un precio
aproximadamente $10 inferior en los supermercados comparado con el precio observado en las carnicerías.

En el caso del lomo, la diferencia se estira hasta a $24, exhibiendo un precio inferior en los supermercados. En
los casos de los cortes de mayor consumo, como los cortes utilizados en la preparación de milanesas, la diferencia de precios se ensancha, siendo los precios más económicos -en aproximadamente $32- en
los supermercados.

Asimismo, se señala que el kilo de carne picada en los supermercados es $34 más económico, mientras el kilo de asado cuesta unos 50 pesos menos por kilo que en las carnicerías.

Por su parte, el IPCVA señaló que el pollo fresco subió 6,6% en febrero de 2019 con respecto a enero. En tanto que el precio del pechito de cerdo mostró precios avanzó un +5,5%.

 

Sobre Pulse

Llega un nuevo modo de leer las noticias en Internet. Sumate a Diario Pulse.

Suscripción

Newsletter