viernes 15 de febrero del 2019

   

Ahora

Los salarios de los docentes argentinos están entre los más bajos del mundo

 

A semanas de la vuelta a clases y con las paritarias en veremos, un informe reveló el deterioro de los sueldos de los maestros argentinos y los situó entre los más bajos del mundo.

El estudio, elaborado por la Universidad de Belgrano, explica como consecuencia de la pérdida de poder adquisitivo provocada por la inflación y su escasa actualización los salarios de los docentes de nuestro país se encuentran en los últimos puestos del ránking mundial.

“Los salarios de docentes de la Argentina se ubicaban en diciembre de 2017 en el puesto 34º entre 37 países analizados por la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), con una cifra anual de 19.741,33 dólares de igual poder de compra (PPA). Es decir que no alcanzaban ni la mitad de la media de los países cuyos datos publica esa organización”, explicó el director del Centro de Estudios de la Educación Argentina (CEA), Alieto Guadagni.

La comparación con los sueldos en otros lugares del mundo es abrumadora. “De los 33 países mejor posicionados que la Argentina, los primeros cinco triplicaban los valores salariales anuales de nuestros docentes, en tanto que los siguientes quince los duplicaban”, detalló.

A los ya bajos salarios, se le suman la inflación que carcome los bolsillos y la baja actualización obtenida en paritarias, que cerraron con cifras que no llegan a equiparar la suba del costo de vida.

En promedio, el aumento obtenido el año pasado por los maestros en todas las provincias fue del 20,2%, una cifra muy lejana al 40,5% de inflación registrada entre septiembre de 2017 y el mismo mes de 2018.

“Los docentes no consiguieron sostener su poder adquisitivo. Esta situación afecta aún más a los maestros de provincias, en las cuales el salario no alcanza siquiera la media nacional, por debajo de los 20 mil pesos mensuales. Tal es el caso de Formosa, Mendoza, Corrientes, Misiones, Chaco, Santiago del Estero y La Rioja”, advirtió Guadagni.

El estudio de la Universidad de Belgrano también reflejó la amplia disparidad que existe en el salario de los docentes de las 24 provincias: en Tierra del Fuego, Santa Cruz y Córdoba, superaba los 27 mil pesos mensuales en septiembre de 2018; en Corrientes, Formosa y Santiago del Estero no alcanzaba los 16 mil pesos.

 

Sobre Pulse

Llega un nuevo modo de leer las noticias en Internet. Sumate a Diario Pulse.

Suscripción

Newsletter